Domingo, 17 Diciembre, 2017

            

La Policía aborta en Granada la venta de más de 30 kilos de marihuana que iba a ser distribuida en el norte de Europa

En la operación han sido detenidas cinco personas, entre las que se encuentran los responsables de cultivar el estupefaciente y los miembros del grupo que viajaron a España para cerrar la transacción

Imagen de la aprehensión realizada por la Policía Nacional | Foto: Gabinete/Policía Nacional
Gabinete


image_print

Agentes de la Policía Nacional han abortado en Granada la venta de más de 30 kilos de marihuana que iba a ser distribuida en el norte de Europa. En la operación han sido detenidas cinco personas, entre las que se encuentran los responsables de cultivar el estupefaciente y los miembros del grupo que viajaron a España para cerrar la transacción. Además se ha desmantelado un cultivo indoor -instalado en una nave de la localidad granadina de Atarfe- en el que se han aprehendido 284 plantas de marihuana. El principal investigado tenía conexiones con integrantes de organizaciones internacionales que adquirían la droga en España para posteriormente distribuirla fuera de nuestro país.

CONEXIÓN CON ORGANIZACIONES DEL NORTE DE EUROPA

La investigación comenzó cuando los agentes tuvieron conocimiento de las actividades delictivas de una organización, asentada en la provincia de Granada, dedicada al cultivo, elaboración y posterior distribución de marihuana. Asimismo se supo que uno de los miembros de este grupo tenía contactos con otros narcotraficantes que operaban a nivel internacional, a quienes suministraba diferentes cantidades de droga para su distribución en el extranjero.

Entre las organizaciones a las que abastecía se encontraba una asentada en Suiza, cuyo principal responsable tendría la intención de desplazarse a Granada para adquirir una cantidad indeterminada de estupefaciente. Para poder cerrar la transacción, el principal integrante de la red proveedora contactó con varios cultivadores de marihuana asentados en la provincia de Granada. Así logró hacerse con 31,5 kilogramos del estupefaciente que almacenó en una nave de su propiedad, situada en la localidad de Atarfe.

Los investigadores establecieron un dispositivo policial para abortar la operación de compraventa, que culminó con la detención de cinco personas. En el posterior registro de la nave donde almacenaban la droga se desmanteló una plantación de interior que contaba con 284 plantas en diferentes fases de crecimiento. Además los policías se han incautado de  35.000 euros en efectivo, un revólver del calibre 45 y diversa munición, 11 teléfonos móviles y tres vehículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *