Miércoles, 18 enero, 2017

La Obra Social de CajaGRANADA ayuda a más de medio centenar de ONGs

Cincuenta y seis nuevos proyectos humanitarios serán posibles gracias al impulso de la Obra Social de la caja

Gabinete


image_print

Cincuenta y seis nuevos proyectos humanitarios serán posibles gracias al impulso de la Obra Social de CajaGRANADA este año. Esta campaña, que alcanza su décimo octava edición, se enmarca en el conjunto de acciones solidarias y socialmente responsables que CajaGRANADA lleva a cabo a través de su Obra Social. Con estas ayudas, la entidad contribuye al desarrollo de programas de intervención con colectivos en situación de riesgo o exclusión social, así como al apoyo a las organizaciones que los llevan a cabo.

El presidente de CajaGRANADA, Antonio Jara, destacó, durante el acto de entrega de las ayudas, que para la entidad es una de las fechas más señaladas de su agenda y que la presencia de los dos vicepresidentes y del secretario general, así como de la secretaria del consejo de administración; acredita la importancia que se le concede.

Antonio Jara quiso agradecer a las ONGs “el esfuerzo que hacéis todos los días y las condiciones tan complicadas en que se desenvuelve vuestra actividad, lo que merece nuestro reconocimiento. CajaGRANADA es una entidad financiera con un gran compromiso social. Y por eso somos diferentes. Por supuesto, tenemos que gestionar muy bien los recursos que nos confían los clientes. Y así lo hacemos. Los clientes pueden confiar en nosotros. Trabajamos para que a nuestros clientes les vaya bien. A sus empresas. A sus negocios. A sus cooperativas. Pero también tenemos que trabajar con la sociedad. Ahí también tenemos obligaciones. No tenemos solo el compromiso con el cliente, sino con la sociedad. Hay que ayudar a quienes no pueden salir adelante solos. Y, por desgracia, cada vez son más: infancia, pobreza, disfunciones sociales, enfermedades no suficientemente atendidas…. Ahí estáis vosotros y ahí tenemos que estar nosotros”.

El presidente de CajaGRANADA insistió en que “la entidad tiene obligaciones sociales que cubrir. Es nuestro convencimiento. Y, además de cuidarle, nuestro cliente también tiene que saber que los beneficios que obtenemos con nuestro trabajo financiero son para fines sociales. Eso les tiene que hacer sentirse felices. Y orgullosos.

Jara concluyó su intervención señalando que “no hacemos caridad. No ayudamos porque nos creamos moralmente mejores que nadie, sino porque tenemos una responsabilidad con la sociedad con la que trabajamos. Necesitamos tener una entidad solvente para ser socialmente responsables. Es verdad que las cosas no van bien, pero eso no debe desanimarnos y en ese proceso de ayudar a crecer el tejido social y comunitario está CajaGRANADA. Porque la solidaridad, hoy, es imprescindible. Siempre es necesaria. Pero hoy lo es más que nunca”.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *