Viernes, 21 Julio, 2017

            

La llegada de Desports acaba con la ‘era Pina’

La venta del Granada a un grupo inversor chino pone fin a una etapa de siete años con dos ascensos, la vuelta y consolidación en la élite y la Ciudad Deportiva GCF

Enrique Pina | Foto: Román Callejón
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

Han pasado siete años desde que en el verano de 2009, la familia Pozzo pusiera sus ojos en el Granada CF para ampliar su negocio dentro del fútbol al territorio español. Enrique Pina, que colaboraba con los italianos en su extensa red de ojeo de jugadores, fue quien convenció a los dirigentes de Udinese para que invirtieran en el club, que por aquel entonces estaba en la ruina económica y llevaba 35 años deambulando por los campos de Segunda División B y Tercera División.

Los italianos pusieron el dinero necesario, y Gino Pozzo, hijo de Giampaolo Pozzo, dueño del Udinese, pasó a ser el mayor accionista del club. Enrique Pina se ocuparía de todo lo referente a la parcela deportiva, convirtiéndose en el presidente del club. Para esta tarea no estaría solo. A su lado, ha estado durante esta etapa, Juan Carlos Cordero, vicepresidente y director deportivo del equipo.

gino pozzo

Gino Pozzo | Foto: archivo

Tras siete años con el tándem Pozzo-Pina al frente del club nazarí, la venta del Granada CF está cada día más cerca, aunque todavía no es oficial. El propietario del club y máximo accionista, Gino Pozzo, ya llegó el pasado mes de enero a un acuerdo con Desports -una agencia china de marketing deportivo propiedad de la multinacional asiática Wuhan Double-, con la intermediación de la empresa española Media Base Sports, que encabeza Pere Guardiola, hermano del que será el próximo entrenador del Manchester City.

Se alcanzó un preacuerdo verbal, tal y como publicó en exclusiva Granada Digital el pasado 13 de enero. Fue en Barcelona, en el marco del partido que disputaron FC Barcelona y Granada CF en la primera vuelta de la Liga.

La decisión de venta de Gino Pozzo pone fin a la ‘era Pina’ en el Granada CF. El murciano no ha ocultado su desacuerdo con esta venta, y ha intentando en las últimas semanas encontrar un inversor para hacer freGranada CF - FC Barcelona - Galería Público Grada Afición-3nte a la propuesta china. Pina se puede ir con la cabeza bien alta. Llevó al Granada desde Segunda B hasta Primera División en dos años, sin escalas, sin ‘altos’ en el camino. Se va con el cariño de todos los granadinos, como demostraron con los múltiples mensajes de apoyo en pancartas en el último partido de liga ante el FC Barcelona. Deja al club nazarí consolidado en la máxima división del fútbol español, donde llevaba sin competir 35 años cuando se convirtió en el máximo responsable gestor del club. Eso sí, con mucho sufrimiento por el camino.

Además, deja al Granada B como uno de los mejores equipos del Grupo IV de Segunda División B, en el que ha quedado a las puertas del playoffs desde que ascendiera hace tres temporadas. En este sentido, también deja al Granada CF femenino como uno de los ‘cocos’ de la Segunda División Nacional, habiendo competido en primera, a la que se espera regresar a corto plazo.

Además, junto con Pozzo, será siempre recordado como uno de los grandes responsables de la gran joya de la corona del club: la Ciudad Deportiva. Tras cinco ‘permanencias’ en los últimos cinco años, la próxima temporada, ya con Desports al mando, será la sexta consecutiva con el Granada militando en la élite del fútbol español.

Recorremos el camino que ha seguido Enrique Pina como presidente del Granada CF, desde que aterrizó de la mano de Gino, hasta la última temporada en Primera División, la que se acaba de ir y la quinta permanencia consecutiva.

Ciudad Deportiva Granada CF 1

Ciudad Deportiva del GCF | Foto: Román Callejón

ASCENSO A SEGUNDA DIVISIÓN TRAS 22 AÑOS

La llegada de Pozzo al Granada fue una auténtica revolución. Con Pina al frente, el club alcanzó un grado de ambición que había perdido temporadas anteriores. De la red de jugadores de los italianos llegaron muchos jugadores de gran calidad, lo que formó un equipo favorito al ascenso. Llegaron hombres como Mainz, Amaya, Nyom, Kitoko, Ighalo, Dani Benítez, Tariq o Collantes.

Al frente del equipo se respetó el contrato que ya había firmado la anterior junta gestora con Miguel Ángel Álvarez Tomé. Tras 30 partidos, fue sustituido el 21 de marzo de 2010, tras salir derrotado en Marbella por 3-0.

El elegido para conseguir el objetivo fue Fabriciano González, ‘Fabri’. Ocho jornadas para lograr ser campeón de grupo y lograr el ascenso. Así fue. El Granada terminó en primera posición, con 23 victorias, siete empates y ocho derrotas. 74 goles a favor y 37 en contra, con un diferencial positivo de 37.

Tras la competición regular, llegaba el momento decisivo. Se midieron al Alcorcón (Campeón del Grupo II), al que superó en la eliminatoria global por 2-1. El 23 de mayo de 2010 certificó el regreso a la división de plata 22 años después. El once de aquella hazaña lo formaron José Juan, Nyom, Amaya, Mainz, Rubén, Kitoko, Cámara, (84’ Lucena), Collantes, Tariq, (90’ Granada), Dani Benítez, Ighalo, (79’ Martín Ortega).

Fue en el Estadio Santo Domingo de Alcorcón, donde perdió por 1-0, haciendo valer el 2-0 logrado una semana antes en el partido de ida disputado en Los Cármenes (goles de Ighalo e Iván Amaya). El ascenso fue celebrado por todo lo alto en la Fuente de las Batallas, donde hacía tiempo que no se celebraban alegrías. El Granada daba el primer paso para su regreso a la élite.

LA TEMPORADA EN SEGUNDA DIVISIÓN

El debut de Pozzo y Pina en el Granada fue inmejorable. Llegaron con un objetivo entre ceja y ceja, y así fue. Dicho y hecho. El Granada era un de los 22 equipos que conformaban la Segunda División.

Como la temporada anterior, el equipo se reforzó con buenos jugadores, casi todos llegado de la ‘factoría Pozzo’. La columna vertebral de Segunda B continuó, incluido, el entrenador, Fabri. A los José Juan, Mainz, Nyom, Benítez o Ighalo se unieron Roberto, Orellana, Mikel Rico, Geijo, Calvo, Siqueira o Mensah.

Los comienzos nunca fueron fáciles. Un dicho que se le puede aplicar a los inicios del Granada de Fabri. El debut en Segunda, tras 22 años, se resolvió con una derrota por 4-1 ante el Real Betis. El debut en Los Cármenes no cambió la suerte rojiblanca. Derrota por 0-1 ante el Real Valladolid y a remar contracorriente desde el minuto uno.

El equipo logra su primer triunfo ante la Ponferradina, por 2-0 en Los Cármenes. Los rojiblancos comienzan a adaptarse a la categoría y empiezan a mejorar. Encadenan 6 jornadas consecutivas sin perder, y al finalizar la primera vuelta de Liga (21 jornadas), el Granada ocupa el quinto lugar de la clasificación. Licencia para soñar concedida.

Las tres primeras jornadas de la segunda vuelta las cuenta por victorias ante el líder, el Real Betis, Valladolid y Albacete, instalándose en el cuarto lugar de la tabla, su mejor posición en la temporada hasta ese momento. Aunque llegara a ser tercero, finalmente acaba la temporada en el quinto puesto con 68 puntos (cuarto en la lucha por el ascenso, ya que el Barcelona B, que finalizó tercero, no contaba al no poder ascender por ser un filial), consiguiendo plaza para los playoffs de ascenso, junto con Elche, Celta y Valladolid. Era la primera vez en la historia de la liga que se celebraría esta liguilla de ascenso a primera.

Los Cármenes disfrutó de lo lindo de la temporada en Segunda División. Y es que de los 68 puntos, 49 se lograron en el coliseo de El Zaidín. El Granada pone fin la temporada como el segundo mejor equipo en casa con quince victorias, cuatro empates y dos derrotas. Sin embargo, la suerte no fue la misma fuera de casa, consiguiendo tan solo tres victorias a domicilio, diez empates y cayendo derrotado en ocho ocasiones (Total: 18 victorias, 14 empates, 10 derrotas; 71 goles a favor, 47 en contra).

En el plano individual, Alex Guijo fue clave consiguiendo anotar 24 tantos, secundado por Dani Benítez, que fue uno de los mejores jugadores de toda la división y consiguió anotar 10 tantos, y Fabián Orellana, con 7 goles.

Orellana

PLAYOFFS DE ASCENSO A PRIMERA

En la memoria de todo rojiblanco horizontal quedarán las eliminatorias de ascenso a primera de la 2010/2011. El primer escollo que superaron los nazaríes fue el Celta de Vigo. No sin emoción fue el lema de este playoffs. La eliminatoria se resolvió por penaltis (5-4). Ambos partidos del enfrentamiento terminaron con 1-0, siendo el partido clave en Los Cármenes (Orellana anotó el tanto). Roberto se erigió como el gran protagonista. El guardameta anotó el quinto rojiblanco y paró el quinto ‘celtiña’, dando el pase a la eliminatoria decisiva.

El último reto fue ante el Elche. El primer envite fue en Los Cármenes, terminando con 0-0, con penalti incluido errado por Abel Gómez en el tiempo extra. Todo se decidió en la vuelta, el 18 de junio de 2011.

En el minuto 29 de aquel partido, Odio Jude Ighalo se convirtió para la eternidad en uno de los grandes ídolos del granadinismo. Tras pase de Dani Benítez al hueco, el nigeriano sorteó al portero y dos defensas rivales, poniendo el 0-1 en el marcador. El partido finalizaría con empate a uno, lo que significaba el ascenso del Granada CF a Primera División 35 años después. Pozzo y Pina cumpliría su tercer cumpleaños en el club en la élite.

CINCO AÑOS DE SUFRIMIENTO Y PRIMERA DIVISIÓN

PRIMERA TEMPORADA EN PRIMERA: 2011-2012

Pina siguió confiando en el técnico de los ascensos para el regreso a Primera División (2011-2012). Fabri se lo ganó por pleno derecho. El equipo se remodeló casi por completo, como ya era costumbre todos los verano. Llegan jugadores como Julio César, Hassan Yebda, Fran Rico, Moisés Hurtado, Carlos Martins, David Cortés, Noé Pamarot, Jorge Ribeiro, Franco Jara, Ikechukwu Uche y Yohan Mollo.

El equipo acusó la falta de experiencia, y Fabri terminó siendo sustituido a mitad de temporada por Abel Resino, que consiguió mejorar el rendimiento del equipo, logrando que no pisara los puestos de descenso en toda la segunda vuelta. Finalmente, el Granada logró la salvación en Primera en la última jornada de liga, a pesar de caer derrotado por la mínima en Vallecas ante el Rayo, ya que se vio favorecido por el resultado que se produjo en El Madrigal, donde el Villarreal cayó por 0-1 ante el Atlético de Madrid con un gol de Falcao. El equipo termina en la posición 17, con 42 puntos, logrados en 12 victorias y seis empates (20 derrotas). Anotaron 35 goles y encajaron 56.

2ª TEMPORADA EN PRIMERA: 2012-2013

A la siguiente temporada, Pina decide no renovar a Abel Resino y ficha como entrenador a Juan Antonio Albacete Anquela. El objetivo era no pasar apuros para conseguir la permanencia con cierto desahogo. Llegan Toño, Juanma Ortiz, Brayan Angulo, Torje, Iriney, Yacine Brahimi, Machís, Floro Flores y El-Arabi, con el que se hace una fuerte inversión en su fichaje. En el marcado de invierno llegaron Recio y Buonanotte, procedentes del Málaga, Carlos Aranda, procedente del Real Zaragoza, y se consigue la cesión de Nolito, que llega desde el Benfica.

Anquela terminó siendo cesado. En su lugar llegó el granadino Lucas Alcaraz, con el que se mejoraron los registros y se consigue llegar a la última jornada con los deberes hechos. El equipo terminó en el puesto número 15, con 11 victorias, 9 empates y 18 derrotas, que hicieron un total de 42 puntos (37 goles, 54 encajados).

Lucas Alcaraz Presentación DSC_0176

Lucas Alcaraz y Enrique Pina | Archivo

3ª TEMPORADA EN PRIMERA: 2013-2014

Lucas Alcaraz lidera el proyecto 2013-2014. Llegaron jugadores contrastados como Piti, Iturra o Riki, y otros con juventud como Murillo. Además se fichó en propiedad a Brahimi, y se volvió a contar con Recio, cedido por el Málaga. Se marcharon jugadores importantes como Siqueira o Mikel Rico.

Fue la única temporada de la etapa de Pina, en la que el murciano no tuvo que cambiar de técnico a mitad de temporada. Se completó una campaña muy seria, aunque finalmente se tuvo que certificar la salvación en la última jornada, en el feudo del Valladolid, donde los rojiblancos ganaron por la mínima con un gol en propia puerta de Mitrovic.

Tuvo que lidiar con uno de los casos más polémicos sucedidos en su etapa. Dani Benítez dio positivo por cocaína y fue sancionado con dos años de inhabilitación. 41 puntos conseguidos en 12 victorias y 5 empates (21 derrotas) dejaron al Granada en el puesto número 15, repitiendo posición de la anterior campaña. (32 goles a favor, 56 en contra).

4ª TEMPORADA EN PRIMERA: 2014-2015

Para la 2014-2015, Pina confió en un entrenador mediático para armar un proyecto ambicioso que consiguiera la permanencia sin problemas y sin el agobio de la última jornada.

Joaquín Caparrós fue el elegido. Con él llegaron Babin, Juan Carlos, Márquez, Oier Olazabal, Rochina, Jhon Córdoba, Luis Martins, Sissoko, Larsson y Silvestre, además de acometer el fichaje de Foulquier. El utrerano no consiguió coger las riendas de un equipo que dejó de creer en el mensaje de su entrenador, encadenando 19 partidos sin ganar. La apuesta por un entrenador contrastado y con nombre con la que Pina intentó darle estabilidad al proyecto no salió bien.

Fue sustituido por Abel Resino en el mes de enero. El equipo se reforzó con jugadores importantes como Rubén Pérez, Insua, Cala, Robert Ibáñez o Lass Bangoura. El toledano volvía al club en su segunda etapa, la cual  no tuvo éxito. No consiguió enderezar el rumbo del equipo, y fue sustituido por Sandoval a falta de cuatro jornadas para el final de la liga, en las que se obró el milagro con tres victorias y un empate. Los números fueron muy pobres, con 7 victorias, 14 empates y 17 derrotas, que dejaron al equipo en el 17º con 35 puntos. Los peores registros de Pina.

5ª TEMPORADA EN PRIMERA: 2015-2016

La 2015-2016 será la última temporada con Pina como presidente del Granada. Las dudas ya surgieron en el verano de 2015, cuando el club vivió un periodo de silencio inquietante. Finalmente, la maquinaria comenzó a andar y se formó una plantilla ilusionante. Llegaron jugadores con nombre como Andrés Fernández, Lombán, Miguel Lopes, Krhin, Thiévy, Dória o Biraghi.

A ellos se sumaron dos canteranos que han sido importantísimos como son Success y Peñaranda. El nigeriano ya tuvo minutos la campaña anterior, confirmando su condición de titular indiscutible en la que acaba de finalizar.

Sandoval fue renovado como técnico. El de Humanes lo intentó por todas las vías posibles, pero no encontró la tranquilidad. El Granada tonteó mucho con el descenso, marcado por una gran irregularidad en los resultados. En la jornada 24 fue destituido, tras perder 1-2 ante el Valencia.

celebracion vestuario granadacf

Celebración de la permanencia en el Sánchez Pizjuán | Foto: GCF

Pina sorprendió a todos con la elección de José González como entrenador. Desconocido para la mayoría del público, el murciano afirmó que sabía lo que necesitaba el equipo y entendía que José González se lo daría. El murciano no se equivocó.

El entrenador gaditano imprimió una gran seriedad defensiva al equipo y consiguió el mejor rendimiento de El-Arabi que batió todos sus récords, terminando con 17 goles la temporada (16 en liga, 1 en copa). En la memoria de todos quedará la ‘manita’ al Levante (5-1) y la épica remontada ante Las Palmas (3-2), cuando se iba perdiendo 0-2 en el minuto 13.

La temporada termina con el Granada en la posición 16 con 39 puntos en el casillero. 10 victorias, 9 empates y 19 derrotas, con 46 goles a favor, y 69 encajados fueron los registros de la última campaña con Pina al frente del Granada CF.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *