Miércoles, 26 Julio, 2017

            

La Ley de Contratación Hipotecaria acabará con los abusos en la compra-venta

Granada acoge una jornada formativa en la que se analizará su alcance social, económico y político

Gabinete


image_print

La secretaria general de Consumo de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales, Dolores Muñoz, acompañada de la delegada del Gobierno, Sandra García, y el responsable de la Oficina de la Vicepresidencia, José Vicente Pérez, ha inaugurado en Granada esta jornada formativa sobre la futura Ley de contratación hipotecaria sobre la vivienda en la que ha recalcado la “voluntad educativa y formativa de la ley” así como su “alcance social, económico y político”.

Con esta ley se pretende acabar con los “abusos y despropósitos” que se han producido en operaciones destinadas a la adquisición de vivienda. En este sentido, la norma se caracteriza por su “carácter preventivo y protector” que va más allá de las personas titulares de la operación inmobiliaria, extendiéndose la protección a los avalistas. Además,  obliga a notarios y registradores a cooperar e informar de las cláusulas abusivas que detecten cuando se vaya a producir la firma de un contrato hipotecario. 

Muñoz ha explicado que “Granada ha sido clave en la elaboración de esta norma ya que aquí comenzaron los encuentros con los agentes socioeconómicos que tuvieron la oportunidad de hacer aportaciones y sugerencias para mejorarla”. En este línea, ha destacado el “carácter participativo de Granada cuyas aportaciones han sido muy determinantes en el proceso de elaboración de la norma”, pionera en España y que, a su juicio, refuerza la “voluntad del Gobierno de la Junta de Andalucía de no pasar de largo las demandas de la ciudadanía” y nace con “una alta visión de futuro pero que tiene los pies en la tierra”.

En ese sentido, la secretaria general de Consumo ha explicado que es una Ley que piensa en el presente y en el futuro y que conlleva una mayor transparencia en la información para proteger a la ciudadanía en la contratación de créditos hipotecarios, así como, en el caso de incumplimiento ante la pérdida de la vivienda y la demanda de cantidades, a veces abusiva para la persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *