Viernes, 20 Julio, 2018

            

La Junta repara el edificio que protege la tumba principal de la necrópolis Fenicio- Púnica Puente de Noy de Almuñécar

La estructura presenta grandes filtraciones de humedad, derrumbe de cubierta y una serie de daños que impiden la buena conservación de los restos arqueológicos

Imagen de las obras iniciadas | Fuente: Gabinete
Gabinete


image_print

La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía ha iniciado esta semana, a través de la empresa, Bados Navarro Restauración, los trabajos de protección y mantenimiento en el edificio que protege la Tumba 1-E de la necrópolis Fenicio-Púnica de Puente de Noy de Almuñécar.

Para ello la Junta, que pidió al Consistorio la exención de las tasas municipales “atendiendo el deber de colaboración entre administraciones públicas, a fin de garantizar la conservación, difusión y conocimiento del Patrimonio Arqueológico de Almuñécar”, tal y como acordó la Junta de Gobierno Local.

La necrópolis de Puente de Noy, que es propiedad de la Junta de Andalucía y se encuentra inscrita en el Catálogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía como Bien de Catalogación General, sufre el grave deterioro generalizado que presenta el citado yacimiento arqueológico de Puente de Noy, “se hace especialmente relevante en la Sepultura E-1, protegida por un inmueble que cubre el hipogeo fenicio”.

La estructura presenta grandes filtraciones de humedad, derrumbe de cubierta y una serie de daños que impiden la buena conservación de los restos arqueológicos. Esto hace necesario “una intervención urgente que frene el deterioro, permita la conservación y garantice la puesta en valor del hipogeo”, señala la arqueóloga municipal de Almuñécar.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. No es de propiedad de la Junta de Andalucía, ni está inscrita en el catálogo general del patrimonio histórico andaluz, por lo menos por ahora, a menos que se inicie la incoación de oficio mediante expediente de zona arqueológica junto con las necrópolis de monte Velilla y Laurita.