Viernes, 20 Octubre, 2017

            

La Junta inicia una campaña de inspección para detectar prácticas comerciales desleales en anuncios y publicidad

Va a realizar 250 controles en toda Andalucía centrándose en folletos publicitarios y anuncios en prensa escrita, radio y televisión

Gabinete


image_print

La Consejería de Administraciones Públicas y Relaciones Institucionales de la Junta de Andalucía, a través de la secretaría general de Consumo, ha iniciado en la comunidad una campaña de inspección para detectar prácticas comerciales desleales en anuncios y publicidad.

La campaña, presentada hoy por la delegada del Gobierno de la Junta, Sandra García, y el representante de la Oficina de Vicepresidencia, José Vicente Pérez, se centrará en Granada en empresas de ámbito provincial o que afecten a más de una provincia y para ello se inspeccionará la publicidad y establecimientos de comida rápida, hamburgueserías, pizzerías y peluquerías, especialmente, y otros sectores.

Sandra García ha señalado que esta campaña se hace coincidiendo con la proximidad de las fechas navideñas por ser una de las etapas en las que el consumidor realiza el mayor número de compras y demandas de servicios. El objetivo es hacer efectiva la protección de los derechos de las personas consumidoras aplicando las disposiciones legales del sector de la publicidad para conseguir que estas inspecciones se traduzcan en una mejora de la calidad de la información, en las ofertas, en los bienes y en la prestación de los servicios a los consumidores.

La campaña de inspección va a realizar 250 controles en toda Andalucía centrándose en folletos publicitarios y anuncios en prensa escrita, radio y televisión. Estas tienen como objetivo la venta de entradas de ocio y espectáculos, transportes, viajes, restaurantes de comida rápida textil, establecimientos de hogar, juguetes y grandes superficies en muchos casos a cadenas y franquicias de reconocidas marcas.

Los inspectores de Consumo de la Junta van a valorar si la publicidad contiene información falsa que induzca a error o bien si es poco clara, ininteligible o ambigua. También se prestará especial atención a la disponibilidad real y efectiva de existencias del producto ofertado y la indicación de los precios de los productos y servicios, según ha explicado José Vicente Pérez.

Pérez ha señalado que en la campaña de 2011 se realizaron en Granada 43 inspecciones, 20 de ellas susceptibles de sanción que se saldó con 13 expedientes abiertos y una multa total de 21.600 euros, unas cifras similares a la de la campaña de 2012 que todavía no tiene resueltos todos los expedientes.

La secretaria General de Consumo aconseja conservar folletos publicitarios y anuncios de prensa o cualquier otro medio que anuncie ofertas o promociones. En este sentido se recuerda que estos documentos sirven de comprobantes para realizar cualquier reclamación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *