Jueves, 18 Enero, 2018

            

La Junta estabiliza la ladera de la travesía de Otívar para evitar nuevos desprendimientos

Una gran piedra de 25 toneladas se desprendió el pasado 4 de enero provocando daños materiales a dos vehículos que se encontraban estacionados

Imagen de Otívar | Foto: Archivo
E.P.


image_print

La Consejería de Fomento y Vivienda trabaja en la estabilización de la ladera que se localiza en el punto kilométrico 47,8 de la A-4050, en la travesía de Otívar, “después de que el pasado 4 de enero una gran piedra de 25 toneladas se desprendiera provocando daños materiales a dos vehículos que se encontraban estacionados”, según ha explicado la delegada de Fomento y Vivienda, Mariela Fernández-Bermejo, durante la visita a las obras.

La travesía, en la A-4050, es la calle principal del núcleo urbano de dicho municipio, por lo que además del tráfico rodado importante, con un tránsito de 1.714 vehículos al día, existe un tráfico peatonal muy elevado, “lo que podría haber provocado daños personales que afortunadamente no se produjeron”, ha añadido Fernández-Bermejo, quien ha destacado que técnicos de la Consejería acudieron de inmediato a la zona para evaluar los daños y determinar la actuación a realizar.

“La gravedad del desprendimiento exigía una respuesta urgente de la Junta de Andalucía con el fin de dar una respuesta adecuada que garantice la seguridad de vehículos y de peatones”, ha matizado.

Para resolver esta situación y tras un estudio de la zona, la consejería ha comenzado a actuar con urgencia en este punto para evitar nuevos desprendimiento. En primero lugar se ha procedido al corte del carril izquierdo mediante conos, balizas y paneles, lo que ha permitido habilitar una zona de trabajo y asegurar un resguardo en caso de nuevos desprendimientos durante las obras. Las tareas que se están ejecutando en varios sectores suponen una inversión superior a los 67.000 euros.

En la zona donde se produjeron los desprendimientos ya se ha procedido a la extensión de una malla de cable para garantizar la estabilización inicial de la ladera y en el siguiente, correspondiente a la zona rocosa inestable a la entrada del núcleo urbano, se han iniciado también las labores de extendido de una malla reforzada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *