Jueves, 30 Marzo, 2017

La Junta conectará todos los puertos autonómicos con el transporte público

La Consejería de Fomento y Vivienda presenta el Plan Director de Puertos de Andalucía en el Salón Náutico de Barcelona



image_print

El director de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía, Miguel Ángel Paneque, ha presentado hoy el Plan Director de Puertos de Andalucía en el Salón Náutico Internacional de Barcerlona, donde ha destacado el impulso a la movilidad sostenible mediante la conexión de los 25 puertos autonómicos de gestión directa con el transporte público colectivo, la implantación en los mismos de recorridos en bicicleta y peatonales y el impulso a los servicios de transporte marítimo regular de viajeros en aglomeraciones urbanas y zonas turísticas propicias para ello.
Durante su intervención en el Espai del Mar del recinto de Port Vell, donde se celebra este encuentro entre el 15 y el 19 de octubre, Paneque ha expuesto a los principales agentes del sector náutico español las líneas maestras del Plan Director de Puertos de Andalucía, destacando entre ellas su coherencia con el anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible que acaba de aprobar el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. Se dará protagonismo a los desplazamientos a pie y en bicicleta habilitando recorridos exclusivos para ello y restringiendo el acceso en coche en determinadas zonas de servicio de todos los puertos autonómicos de gestión directa.
Éstos son los de Sanlúcar del Guadiana, Ayamonte, Isla Cristina, El Terrón (Lepe), El Rompido (Cartaya), Punta Umbría y Mazagón en la provincia de Huelva; Bonanza (Sanlúcar de Barrameda), Chipiona, Rota, Puerto América (Cádiz), Gallineras (San Fernando), Sancti Petri (Chiclana), Conil , Barbate y La Atunara (La Línea de la Concepción) en el litoral gaditano; Estepona, Marbella-La Bajadilla, Fuengirola y Caleta de Vélez en Málaga; y Adra, Roquetas de Mar, Carboneras, Garrucha y Villaricos (Cuevas de Almanzora) en la provincia almeriense.
A su vez, el Plan prevé conectar a los servicios de transporte público de los puertos que aún no disponen de la misma por estar alejados de la trama urbana, como son los de Mazagón, Sancti Petri, Conil y Barbate; a la vez que propiciar la intermodalidad con el servicio de transporte marítimo metropolitano en el puerto de Rota. Junto a ello, se realizará una ordenación integral de tráficos y aparcamientos en los puertos que disponen de rampas de botado y varado de embarcaciones, que son los de Isla Cristina, Punta Umbría, Chipiona, Rota, Sancti Petri, Conil, Barbate, Fuengirola, Roquetas y Carboneras.
La movilidad sostenible en los puertos también se traducirá en el impulso al transporte marítimo de pasajeros, al tratarse de un modo más limpio y eficiente que el vehículo privado. El Plan contempla, respecto al transporte público regular de viajeros en barco, la implantación de nuevos servicios y mejora de los existentes en puntualidad, comodidad y seguridad en Sanlúcar del Guadiana, Ayamonte, Isla Cristina, Punta Umbría, río Guadalquivir, Bahía de Cádiz y aglomeraciones urbanas de Huelva y Sevilla. Ello unido a la mejora del transporte a playas y lugares de interés en la Ría del Piedras, Sancti Petri y San José (Níjar).
122 MILLONES DE INVERSIÓN PÚBLICA

Para éstas y otras muchas medidas, el Plan de Puertos contempla una inversión pública de 122 millones en los puertos autonómicos de gestión directa, lo que redundará en la creación de unos 4.000 nuevos empleos relacionados con actividades como la náutica de recreo, la pesca, el turismo, la industria auxiliar, las actividades comerciales y el ocio. A ello se unirá la inversión privada de los concesionarios de zonas e instalaciones, no cuantificadas en el documento. El Plan se ha sometido a un amplio proceso de participación ciudadana y actualmente se encuentra en fase de resolución de las alegaciones presentadas, como paso previo a su aprobación por el Consejo de Gobierno.
Paneque ha explicado que es la primera vez que la comunidad autónoma se dota de una herramienta de planificación de los puertos de su competencia, con el principal objetivo de convertir estas instalaciones portuarias en motores de desarrollo económico y creación de empleo en los municipios del litoral andaluz, incentivando para ello las actividades que se realizan en los mismos por parte de operadores públicos y privados. Ello garantizando siempre la sostenibilidad social, económica y ambiental de cada una de las actuaciones contempladas en el plan.
EL SISTEMA PORTUARIO MÁS IMPORTANTE DE ESPAÑA

“Es una iniciativa de gran calado por su dimensión, porque Andalucía posee el sistema portuario más importante de España, y también por su relevancia social, puesto que entronca con una estrategia general de la Consejería reflejada también en otras materias, como la logística o el transporte, que consiste en apostar fuertemente por la economía real, por un nuevo modelo productivo que aporte valor añadido y empleo de calidad a nuestra sociedad, alejándose de modelos especulativos y depredadores del medio natural que por desgracia han predominado en otras épocas”, ha destacado Paneque.
En lo referido a la náutica de recreo, el Plan constata que el sistema náutico recreativo andaluz, incluyendo tanto los puertos de titularidad estatal como los autonómicos, casi ha duplicado su oferta de atraques deportivos respecto al inicio de la pasada década, contando en la actualidad con más de 22.000 amarres. Sin embargo, la demanda se ha contraído, de forma que la media de ocupación anual está entre el 50% y el 60%.
AJUSTE ENTRE OFERTA Y DEMANDA

En este sentido, respecto a la construcción de nuevas instalaciones náuticas, el Plan incluye un programa para ajustar la oferta a la demanda con medidas que, en orden de prioridad para su ejecución, consisten, en primer lugar, en la regularización de fondeos y configuración de nuevas zonas portuarias en Ayamonte, Isla Cristina y Bahia de Cádiz. En segundo lugar, la reconversión de espacios portuarios para alojar a la flota de recreo en Carboneras y Motril, aunque en este último caso sólo en calidad de propuesta, puesto que se trata de un puerto de titularidad estatal. En tercer lugar, y solamente en los supuestos en que se constate una insuficiencia de oferta para la demanda existente en esa zona del litoral, se prevén infraestructuras a desarrollar por la iniciativa privada, en función de su viabilidad económica y medioambiental, con nuevos puertos deportivos en Málaga (El Morlaco) y Torrox/Nerja y ampliaciones de los de Fuengirola y Caleta de Vélez.
Dentro del mismo capítulo de la náutica de recreo, también destaca la construcción de nuevos edificios en Ayamonte, Adra, Garrucha y Bahía de Cádiz y la atracción de turismo náutico, especialmente extranjero, mediante medidas de promoción, calidad en los servicios, formación del personal portuario y posicionamiento en plataformas tecnológicas, entre otras. A este respecto, Paneque ha recordado que las consejerías de Fomento y Vivienda y de Turismo y Comercio han firmado un convenio, que está actualmente en desarrollo, para la promoción exterior de los puertos deportivos andaluces, con la asistencia a los principales certámenes europeos especializados, como los salones náuticos de Barcelona, París, Londres y Dusseldorf.
MEDIDAS PARA LA ACTIVIDAD PESQUERA

En cuanto a la actividad pesquera, “se trata del sector que más empleo crea en los puertos autonómicos, fundamental para muchos municipios litorales, que sustenta su economía y que ha significado además un sector refugio para muchos trabajadores expulsados del mercado de trabajo tras el estallido de la burbuja inmobiliaria”, ha señalado Paneque. De ahí la necesidad de apoyar su mantenimiento y modernización, con vistas a estabilizar la actividad y procurar que aporte cada vez mayor valor añadido a la economía andaluza. El Plan prevé la creación de una mesa permanente de diálogo y concertación entre la Administración portuaria andaluza y el sector pesquero, con el fin de abordar todos los asuntos que les afecten y mantener una interlocución permanente.
Junto a ello, en el conjunto de los puertos autonómicos que albergan actividad pesquera se contemplan medidas como el mantenimiento de calados e incluso su ampliación en determinados muelles, atraques para la flota artesanal, nuevas zonas de fondeo y ordenación de las existentes, cuartos de armadores, explanadas para redes, mejora de recintos para la comercialización de productos pesqueros, adecuación de pavimentos para el suministro de combustible mediante camiones y acondicionamiento de determinados muelles para actividades de almadraba y acuicultura, entre otras. Por lo que respecta al transporte de mercancías, las principales medidas recogidas en el Plan son la mejora de acceso rodado y tratamiento del frente urbano en el puerto de Garrucha y el aumento de la utilización del muelle de Barbate.
En cuanto a los varaderos y áreas técnicas, se trata de espacios portuarios “de gran valor”, puesto que sirven de soporte a actividades industriales de conservación, mantenimiento, reparación e incluso construcción de embarcaciones, ha señalado el director de Puertos. Las principales medidas contempladas en el Plan para apoyar su desarrollo son, en primer lugar, la regulación de las áreas técnicas para delimitar tres tipos de zonas en las mismas: zona de izado y botado de embarcaciones, con máximas restricciones de seguridad y maniobras efectuadas por profesionales; zona de invernada, en las que se permite la entrada de particulares con nivel máximo de restricción de seguridad; y zona de actividades de mantenimiento, que tendrán el nivel menor de restricción.
También se prevé la implantación de nuevas áreas técnicas en la Ría del Piedras y Sancti Petri, la remodelación de las áreas existentes en Ayamonte, Adra, Garrucha y Bahía de Cádiz y el desarrollo de marinas secas o zonas de invernaje en Ayamonte, Mazagón, Gelves, Sancti Petri, Barbate, Carboneras y Garrucha.
Otro de los capítulos importantes del Plan es la relación puerto-ciudad, puesto que significa el principal instrumento para que la ciudadanía haga uso de los puertos y puedan disfrutar de los mismos. A tal efecto, se prevén actuaciones como propuestas de ordenación únicas e independientes de los límites administrativos, concertación e incorporación del paisaje a proyectos e instrumentos de planeamiento, accesibilidad general a los servicios portuarios y al transporte público marítimo de viajeros, con al menos un 25% de los atraques deportivos con accesibilidad universal, aptos para personas con movilidad reducida. También se modificarán los cerramientos, con eliminación de barreras si no existen razones de seguridad que las justifiquen, e implantación de usos ciudadanos en el espacio portuario, además de la puesta en valor y recuperación de infraestructuras o edificios en desuso.
ASPECTOS TRANSVERSALES

El Plan Director de Puertos de Andalucía también otorga un papel relevante a aspectos anteriormente considerados menores, como la educación, el deporte y la cultura. A este respecto se prevén, entre otras medidas, la implantación de escuelas de vela en todos los puertos de gestión directa en los que aún no existe, como son los de Ayamonte, Sancti Petri, Estepona, Caleta de Vélez, Carboneras y Garrucha. También incentivar la puesta en marcha de servicios náuticos de ocio y esparcimiento (avistamiento de fauna marina, recorridos por espacios naturales, etc.), el apoyo a las actividades náuticas no motorizadas, como vela ligera o submarinismo; y la puesta en valor de la cultura portuaria, mediante la continuación de programas como el de visitas escolares, que está facilitando que más de 1.500 alumnos de primaria pasen cada curso por las instalaciones portuarias de gestión directa de la Junta.
Como cuestiones transversales a aplicar en el conjunto de la gestión y el desarrollo portuario, destacan la igualdad de género, la participación ciudadana, la investigación y el desarrollo, la aplicación de tecnologías de información y comunicación, la racionalización del uso de recursos naturales, la mejora de la eficiencia energética, con reducción de consumos y utilización de energías renovables, la gestión integral de residuos y vertidos, la minoración del impacto visual de las obras portuarias y el análisis continuado de los efectos del cambio climático sobre el sistema portuario andaluz, con la realización de cartografías de vulnerabilidad e identificación de zonas en riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *