Martes, 21 Noviembre, 2017

            

La huelga de los examinadores ‘hunde’ a las autoescuelas granadinas

Aunque Granada es la provincia andaluza que, a pesar de la huelga, cuenta con cinco examinadores de media al día, las autoescuelas de la provincia están notando “el desastre total” de los paros

Imagen de Archivo GD
Redacción GD


image_print

“La situación de las autoescuelas de Granada es igual que en toda España, un desastre total”, considera Jorge Blas, el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Granada. “Los examinadores ya hicieron otra huelga en 2015, de la cual aún padecemos las consecuencias, y ahora vuelven a hacer otra. Entiendo todo lo que piden, pero las consecuencias las pagan los ciudadanos y las autoescuelas”, añade.

Por este motivo, en la jornada de hoy hay prevista una reunión de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE). En el seno de este encuentro, al que asistirán todos los delegados de las comunidades autónomas, se decidirá si se convoca una manifestación masiva en toda España para pedir al Gobierno que aporte soluciones en relación a la paralización de exámenes prácticos del carné de conducir, con motivo de la huelga convocada durante los meses de junio y julio de los examinadores de tráfico.

“Si hay que salir a la calle y pedir que el Gobierno y las administraciones doten a las jefaturas provinciales de tráfico de los elementos necesarios para poder examinar, lo haremos”, afirma el presidente de la asociación de autoescuelas de Granada, quien prefiere no posicionarse en la lucha laboral que mantienen los examinadores. “No tenemos nada que decir, ni en contra ni a favor, de las reivindicaciones que mantienen por una subida salarial y una mejora laboral”, argumenta, aunque apunta que “los sufridores” son los ciudadanos que quieren obtener el permiso de conducir y las autoescuelas, “que dejan de dar clases porque los alumnos no saben cuándo se podrán examinar”.

Sin embargo, Granada es la provincia que se escapa, algo, de este “desastre total”. Según Blas, actualmente en la provincia hay una media de cinco examinadores al día, aunque lo normal es que hubiera 18.

Es un mal momento para la huelga dado el repunte de alumnos que quieren sacarse el carné antes de los meses de verano y vacaciones. “Me ha llegado gente que quiere apuntarse, pero al enterarse de cómo está la situación, prefieren posponerlo para el próximo año”, asegura.

“Es un perjuicio económico bestial”, añade. “Las autoescuelas no podemos soportar la situación actual porque no tenemos capacidad económica. Venimos de una crisis que nos ha arruinado. Y ahora, otra”, apuntilla el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Granada con cierto aire de impotencia.

Más del 75 por ciento de examinadores secundaron los paros la semana pasada, que provocaron la suspensión de unas 19.000 pruebas prácticas. El colectivo examinador inició la huelga el pasado 2 de junio, pero los paros han contunuado cada lunez, martes y miércoles desde el 19 de junio, y se prolongarán gasta el 31.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *