Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

La campaña benéfica “Ningún Niño Sin Juguete” reparte regalos a 320 niños en Almuñécar

La campaña ha contado con la colaboración de un centenar de entidades

Gabinete


image_print

La campaña benéfica “Ningún Niño Sin Juguete”, que promueve el Ayuntamiento sexitano hará que 320 niños pertenecientes a 186 familias de Almuñécar y La Herradura tengan su regalo de reyes este año.

Así lo manifestó la concejal de Bienestar Social, María del Carmen Reinoso al concluir la entrega de lotes de regalos que desde el pasado día 26 hasta hoy se ha venido realizando desde el Centro de Servicios Sociales.

“Ha sido una compleja y ardua tarea que nos ocupa durante un mes por parte de todo el equipo de profesionales de Servicios Sociales que, tras la recogida de solicitudes y el estudio de las familias más necesitadas de nuestro municipio, se procedió a realizar cada lote adaptándose, tanto a la edad como a las características de los menores y sus preferencias, Son lotes personalizados que pueden llevar juguetes, zapatos, material de higiene, escolar, deportivo, libros…”, explicó María del Carmen Reinoso.

La edil de Bienestar Social destacó que este año la novedad se ha centrado en la forma de entregar los regalos. “se ha decidido que no se proceda a la entrega pública de los regalos en el auditorio de la Casa de la Cultura, por diversos motivos. El primero, salvaguardar la identidad de los menores, evitar situaciones en las que se sientan discriminados; el segundo, que los padres puedan decidir, cuándo y cómo le realizan la entrega”, dijo la edil almuñequera.

Reinoso recordó que esta medida se adopta después de más de veinte años realizando el acto de entrega público el día 5 de enero. “Se ha tomado esta decisión, que no ha sido fácil, pero queremos lo mejor para nuestros menores, debido al gran número de menores que se atiende”.

Y es que el acto de entrega de regalos por los Reyes Magos “se hace muy largo e interminable, por ello creemos que para muchos padres este año será un alivio, al tiempo que sus hijos puedan disfrutar de la tarde de reyes y participar de la Cabalgata… y, posteriormente, que sus hijos puedan recibir los regalos con la discreción que los reciben sus amigos y compañeros de colegio” explicó Reinoso.

María del Carmen Reinoso agradecía, un año más, la valiosa colaboración de muchos comercios, asociaciones, cofradías, grupos de amigos, e incluso, particulares porque han hecho posible, que un año más, todos los menores de nuestro municipio puedan disfrutar en estos días de la ilusión, de la forma más normalizada posible.

En cuanto a los patrocinadores y colaboradores, Reinoso manifestó que se ha contado con el apoyo de casi un centenar. “Desde niños, que acompañados de sus padres han mostrado su solidaridad y han traído lotes de juguetes, la tradicional colaboración de empresas y cofradías de nuestro municipio, la colaboración de Cruz Roja Española, asi como las colaboraciones económicas que van desde 10 hasta 1.500 euros”.

“Es elogiable, porque sabemos que no corren buenos tiempos, pero una vez más los vecinos de Almuñécar y La Herradura han mostrado su solidaridad y han hecho un gran esfuerzo, para que todos nuestros niños disfruten de la ilusión de estos días”, dijo.

Un año más destacó la colaboración con una aportación de 1.500 euros realizada por los señores Pearson, “que como todos los años, hacen esta generosa aportación en su nombre, en nombre de sus familiares y un grupo de amigos que residen en nuestro municipio”, indicó.

Por último, María del Carmen Reinoso quiso subrayar su “agradecimiento” a todo el personal de Servicios Sociales, que durante más de un mes “han trabajado de forma implacable e incansable” para que todo estuviera preparado a tiempo demostrando, una vez más, “su gran profesionalidad, gran sensibilidad y gran implicación”, sentenció.

 

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Este tipo de iniciativas muestran que aun hay esperanza y que las personas somos capaces de ayudarnos, aunque es una pena que tengamos que llevar a pedir ayuda para que los niños tengan un juguete por Navidad.