Viernes, 24 Marzo, 2017

Junta confía en los buenos resultados del proyecto de extracción de resina para impulsar el “empleo verde”

La medida se está desarrollando con carácter experimental en el entorno de la finca pública de La Resinera

Agencia


image_print

La Junta confía en los buenos resultados del proyecto piloto de extracción de resina en el Parque Natural de las sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, que se ha retomado después de 40 años, de cara a extender la iniciativa a otras zonas de la provincia y Andalucía para poder impulsar el “empleo verde” mediante el aprovechamiento tradicional de los montes.

La medida se está desarrollando con carácter experimental en el entorno de la finca pública de La Resinera, donde está en marcha una campaña que afecta a unos 8.000 pinos localizados en los términos municipales de Alhama de Granada, Arenas del Rey y Jayena, una zona caracterizada tradicionalmente por sus vínculos a esta actividad con fuerte arraigo en sus tradiciones y cultura.

La delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García, ha recordado en una entrevista que hace unos 40 años “toda esta zona era un poblado donde vivían de la resina casi 200 personas” y la pretensión de esta iniciativa es recuperar esta actividad para favorecer un empleo sostenible.

La resina está muy demandada en el mercado“, ha subrayado García, quien afirma tener “muchas esperanzas” en este proyecto con el que se sentarán las bases para determinar las producciones de las masas de pinar así como la rentabilidad, tanto económica como laboral, de este aprovechamiento forestal, y servirá de referencia para la puesta en resinación de otros montes públicos en Andalucía.

En el mundo de la resina, se denomina miera a la resina una vez que sale del árbol. De ella se obtiene aguarrás y colofonia, en unos rendimientos del 70 por ciento en colofonia, 20 por ciento de aguarrás y un 10 por ciento de agua e impurezas.

Tradicionalmente, las aplicaciones de la colofonia son de revestimientos, tintas de impresión, goma de mascar, adhesivos, tratamientos de papel y componentes de papel, mientras que el aguarrás se usa para desinfectantes, resinas politerpénicas y fragancias.

Actualmente, se han encontrado nuevas aplicaciones de la miera para la industria química, siendo la demanda creciente en sectores como la perfumería, productos farmacéuticos y fabricación de catalizadores o componentes telefónicos.

China lidera el mercado mundial, con más de 1.200.000 toneladas en 2007 frente a Europa, que produce apenas el 4 por ciento del total mundial, siendo uno de los mayores consumidores, no llegando su autoabastecimiento al 10 por ciento de su consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *