Sábado, 22 Julio, 2017

            

Junta afirma que tras la petición de nuevos puertos deportivos se “esconde” un “interés especulativo”

Morales ha relatado que la Ley de Ordenación del Suelo de Andalucía recoge la posibilidad de crear viviendas en primera línea de playa como instalaciones auxiliares a los puertos deportivos, "unas promociones que si no están los amarres no se pueden crear"



image_print

La Junta afirma que no existe en la costa granadina una demanda de amarres que haya que satisfacer con la autorización de nuevos puertos deportivos y considera que detrás de esta petición se esconde el interés de favorecer “los pelotazos urbanísticos” con la construcción de nuevas promociones de viviendas en primera línea de playa.

   El delegado de Fomento y Vivienda, Manuel Morales (IU), se ha pronunciado de este modo después de que ayuntamientos, asociaciones y particulares de la costa de Granada hayan hecho un “frente común” contra el Plan Director de Puertos de Andalucía 2012-2020 con la presentación de 449 alegaciones para reclamar a la Junta que lo retire.

   En declaraciones a Europa Press, Morales se ha mostrado abierto a la creación de nuevos puertos deportivos siempre que sean “sostenibles medioambiental y económicamente”.

   En este sentido, el delegado ha defendido que en Andalucía hay actualmente el doble de amarres de los que se demandan, esto es, que “la mitad de ellos están disponibles y no generan ingresos”.

   Según los datos que baraja su departamento, tampoco existe demanda en la costa granadina y por tanto la expectativa de generar ingresos aumentando la presencia de puertos deportivos responde a su entender “a un espejismo”.

   Morales ha relatado que la Ley de Ordenación del Suelo de Andalucía recoge la posibilidad de crear viviendas en primera línea de playa como instalaciones auxiliares a los puertos deportivos, “unas promociones que si no están los amarres no se pueden crear”, por lo que considera que detrás de la petición de muchos de estos municipios, colectivos y particulares existe un “interés especulativo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *