Sábado, 16 Diciembre, 2017

            

Junta activa el plan de alta frecuentación durante el invierno en los 58 puntos de urgencias

Los hospitales granadinos atendieron 147.855 urgencias el pasado invierno

Imagen ilustrativa | Fuente: Archivo GD
E.P


image_print

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) activará a partir del 1 de diciembre el Plan de Alta Frecuentación (PAF) en los seis servicios de Urgencias hospitalarias y los 52 de atención primaria de la provincia de Granada para abordar de manera coordinada los incrementos habituales de la demanda asistencial urgente durante los meses de invierno.

Según ha informado la Junta en una nota de prensa, la red pública de atención urgente de la sanidad pública andaluza en Granada está integrada por un total de cuatro servicios de Urgencias en los hospitales y dos más en los centros de alta resolución de Guadix y Loja, así como 52 servicios de Urgencias de atención primaria, de los que 43 son puntos fijos y 12 son Bases de Equipos Móviles (ambulancias).

El sistema sanitario público andaluz cuenta además en Granada con tres uvis móviles y un equipo de emergencias aéreo que se encuentra en el Hospital de Baza, base del helicóptero del 061. La provincia también cuenta con un vehículo de apoyo logístico para intervención en emergencias colectivas. Estos equipos son activados a través de un único número de teléfono de emergencias, el 061, y se ponen en funcionamiento cuando existe un riesgo vital para la persona.

En esta estación, y especialmente en los periodos de mayor descenso de temperaturas coincidiendo con la epidemia de gripe, se produce un incremento de la demanda asistencial, con aumento de la frecuentación en los servicios de urgencias, tanto de atención primaria como de atención hospitalaria.

Fundamentalmente, las personas que más acuden a los puntos de urgencias son pacientes mayores aquejados por diferentes patologías crónicas –bronconeumopatías, insuficiencia cardíaca, diabetes, cardiopatía isquémica– y, en general, pacientes pluripatológicos cuyas enfermedades de base se descompensan con el frío y los virus circulantes.

Por todo ello, el PAF contempla la monitorización diaria de la afluencia de pacientes a las urgencias de atención primaria y hospitalaria de modo que puedan tomarse las medidas necesarias para atender al incremento de la demanda. Los sistemas de información permiten conocer, en varios momentos del día, el número de personas atendidas y, en el caso de los hospitales, los pacientes ingresados y la fluctuación de la demanda en relación con el mismo día de la semana del año anterior.

MÁS DE 325.000 ASISTENCIAS URGENTES

En cuanto a las asistencias que se realizaron el pasado invierno -de diciembre a febrero-, los hospitales granadinos atendieron 147.855 urgencias. Por su parte, los centros de atención primaria asistieron 179.133 urgencias en ese mismo período tanto en el centro como en el domicilio del paciente.

Nueve de cada diez casos atendidos se resolvieron sin necesidad de traslado al hospital, lo que pone de manifiesto la elevada capacidad de resolución de Atención Primaria.

A medida que se incremente la incidencia de la gripe, se producirá una mayor demanda de pacientes en los servicios de Urgencias, por lo que la Consejería de Salud realiza un seguimiento de la incidencia de la gripe a través del Sistema de Vigilancia de Gripe de Andalucía, formado por una red de 118 médicos centinelas pertenecientes a todos los distritos y áreas de gestión sanitaria de Andalucía, y un laboratorio de referencia situado en Granada con capacidad para detectar virus gripales.

El Sistema de Vigilancia permite estimar la incidencia de gripe por grupos de edad y la circulación de virus gripales en las diferentes provincias andaluzas, constituyendo una medida muy eficaz para el control y seguimiento de la gripe estacional. Actualmente, la tasa de incidencia en Andalucía es baja (12,73 casos por 100.000 habitantes en la semana del 13 al 19 de noviembre).

Para disminuir el número de personas afectadas y la severidad de los casos de gripe especialmente entre las personas más vulnerables, desde la Consejería de Salud se puso en marcha en octubre la campaña de vacunación, para la que se han destinado 1,25 millones de dosis, de las que se han distribuido un total de 153.598 dosis en la provincia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *