Lunes, 24 Julio, 2017

            

IU denuncia "el autoritarismo intolerable" del gobierno municipal del PP por prohibir correr en el Parque García Lorca

“Cómo puede considerarse peligroso y delictivo el que un grupo de chicos y chicas de 11 a 16 años se dediquen a correr de dos en dos por un parque, en compañía de su entrenador” se pregunta el concejal Francisco Puentedura

Gabinete


image_print

El portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura Anllo, ha denunciado “los niveles intolerables de autoritarismo a los que está llevando el gobierno municipal de la ciudad tras prohibir que se pueda correr en el Parque García Lorca de Granada”, situado en el distrito Ronda. Según explica el edil de la formación de izquierdas “a nuestro grupo municipal han llegado quejas de varios clubes de deporte base en la ciudad y denuncian que las policía les prohíbe correr y entrenar en este parque”, lo más sorprendente, señala Puentedura, “es que la justificación es que, según los agentes de la policía local, están prohibidas las prácticas deportivas organizadas en la ciudad de Granada”. Para el portavoz municipal de IU “esta medida va en contra del sentido común y es un ejemplo de una aplicación perversa del la Ordenanza de la Convivencia de la ciudad de Granada que regula los juegos en los espacios públicos en la ciudad de Granada”.

“Cómo puede considerarse peligroso y delictivo el que un grupo de chicos y chicas de 11 a 16 años se dediquen a correr de dos en dos por un parque, en compañía de su entrenador” se pregunta el concejal de IU para quien “el ver una falta administrativa o como actividad peligrosa una práctica deportiva como correr o un juego sólo es posible en una mente perversa”. De este modo Puentedura señala a los jefes políticos de la Policía Local “como responsables de estas medidas y prohibiciones que van en contra de los derechos fundamentales de la ciudadanía y del uso en libertad de los espacios públicos”.

Además Puentedura denuncia “que la Policía Local reciba órdenes de vigilar a quienes desarrollan entrenamientos en el Parque como medida de presión para que abandonen estas prácticas deportivas organizadas” algo que a juicio de IU “es aberrante porque se trata a chavales como delincuentes y a prácticas deportivas y juegos como actividades peligrosas”. Es por lo que el Grupo Municipal de Izquierdas ha registrado una pregunta al Pleno del Ayuntamiento “para que el gobierno municipal y la concejala de Seguridad Ciudadana de explicaciones por estas actuaciones abusivas, intolerables y que van en contra de la libertad de la ciudadanía”.

Del mismo modo el portavoz municipal de IU denuncia que, desgraciadamente, “llueve sobre mojado” y señala “que estas son las consecuencias de una Ordenanza de la in-Convivencia que se aprobó hace tres años, con el único voto en contra de IU”. Esta ordenanza, a juicio de IU, “criminaliza los juegos y el uso de los espacios públicos y está tan cargada de indefiniciones jurídicas que cualquier conducta puede ser interpretada por los encargados de aplicarla, la Policía local, como una falta administrativa, lo que implica que proliferen los abusos en su aplicación, abusos que lejos de ser cortados de raíz por el gobierno municipal son alentados y justificados”. En el mismo sentido Puentedura denuncia “que la ordenanza de la Convivencia se ha convertido en un instrumento perverso por el cual el gobierno municipal del PP expulsa de las calles toda aquella actividad que desde su gobierno autoritario y despótico no les gusta, desde criminalizar a prostitutas y mendigos, hasta prohibir actividades artísticas en la calle o denunciar a chavales por jugar al balón, o montar en patinete”.

De hecho el portavoz de IU recuerda que esta no es la primera “prohibición polémica que surge en la ciudad” y señala “como se ha multado a chavales por jugar al balón en espacios, publicos, montar en patinete, como se prohíbe en algunas plazas y parque montar en bici, como se enjauló la Plaza de la Libertad, curiosamente con las antiguas rejas de la cárcel provincial, para evitar que se reuniesen jóvenes y como se ha llegado a multar a grupos de chicas y chicos por beber un refresco o comer un kebab con la excusa de que estaban haciendo botellón”.

“Es por todo este tipo de abusos por los que desde IU llevamos la Ordenanza de la Convivencia al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y pedimos que se anulase, procedimiento que lleva casi dos años esperando sentencia” indica Puentedura “quien espera que por sentido común y por respeto a la libertad los tribunales emitan cuanto antes sentencia y anulen esta ordenanza de la vergüenza”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *