Domingo, 24 Septiembre, 2017

            

Investigan nuevos fármacos contra la artritis reumatoide y la artrosis de rodilla

El Hospital General de Elche ha sido el único seleccionado de toda la Comunitat Valenciana para participar en alguno de estos estudios

Agencia


image_print

Los especialistas de la Unidad de Reumatología del Hospital General Universitario de Elche participan en una serie de ensayos clínicos de ámbito internacional, cuyo principal objetivo es investigar la eficacia de nuevos fármacos en el tratamiento de enfermedades como la artritis reumatoide y la artrosis, según ha informado la Generalitat valenciana.

El Hospital General de Elche ha sido el único seleccionado de toda la Comunitat Valenciana para participar en alguno de estos estudios, con cuatro reumatólogos e investigadores de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (FISABIO). Los doctores José Antonio González, Francisco Navarro, Juan Tovar y Raúl Noguera, han sido los encargados de llevar a cabo esas líneas de investigación.

Dos de los ensayos anteriores se centran en la investigación de nuevos medicamentos biológicos por vía oral, ya que hasta ahora los fármacos biológicos existentes se usan por vía subcutánea o intravenosa. Además, el ensayo incluye la combinación del fármaco en tableta con metrotexato, un medicamento de referencia en el tratamiento de la artritis reumatoide.

En ese sentido, el doctor José Antonio González, ha explicado que “aunque el metrotexato es un fármaco muy utilizado en pacientes con artritis reumatoide, existe un número de éstos en los que no funciona o no es bien tolerado”.

“En algunos de estos pacientes vamos a probar la eficacia de un nuevo fármaco biológico oral en diferentes dosis. De esta forma intentamos averiguar si esta combinación es más efectiva que el metotrexato sólo, si es segura y cuál es la dosis más adecuada” ha añadido González.

El tercer ensayo clínico incluido en la línea de investigación de la artritis reumatoide es también de carácter internacional y se centra en el estudio de un medicamento ya existente que se administra de manera intravenosa, y su posible nueva aplicación mediante inyección subcutánea, con las ventajas que ello conllevaría para el paciente si los resultados fueran positivos.

Entre estas ventajas destaca principalmente que el paciente se evitaría el desplazamiento a su centro hospitalario para ser tratado de la patología, ya que lo podría hacer él mismo desde casa. Pero los beneficios no sólo serían para los pacientes “sino también para el sistema sanitario que ahorraría costes” según ha precisado la Generalitat.

Por último, también se está llevando a cabo un ensayo clínico con un fármaco biológico “biosimilar” para la artritis reumatoide. Los biosimilares son fármacos muy parecidos a medicamentos ya existentes, aunque no idénticos pero si más baratos, y se pretende probar si su eficacia y seguridad es igual a la del fármaco original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *