Viernes, 14 de Diciembre de 2018

            

Identificada por estafas de más 93.000 euros en microcréditos con más de 200 víctimas

La presunta autora suplantaba la identidad de las víctimas para solicitar créditos al banco

Agentes de la Policía Nacional | Foto: E.P.
E.P.


image_print

La Policía Nacional ha identificado a una mujer de 35 años como presunta autora de estafas por más de 93.000 euros con más de 200 víctimas a las que supuestamente usurpó la identidad para contratar microcréditos, líneas telefónicas y cuentas bancarias.

La mujer, domiciliada en Las Palmas de Gran Canaria, está presa por hechos de la misma naturaleza y en este caso se le atribuyen delitos de usurpación de estado civil, estafa, falsedad documental y blanqueo de capitales.

Las investigaciones se iniciaron tras recibir una denuncia de una de las víctimas, que al ir a solicitar un préstamo fue informada por su entidad de que no se podía conceder por encontrarse en la base de datos de morosos debido al impago de un microcrédito.

Agentes del Grupo de Delincuencia Económica de la Comisaría Provincial de Granada iniciaron las investigaciones y averiguaron que la identidad de la denunciante había sido usurpada y utilizada para la contratación de un microcrédito de 300 euros.

La operativa consiste en la contratación de una línea de telefonía móvil, la apertura de una o múltiples cuentas corrientes y la contratación de microcréditos, todo ello mediante la usurpación de la identidad de otra persona, no necesariamente con la misma identidad, ya que el teléfono puede ser contratado a nombre de una persona diferente de la que abre la cuenta o solicita el microcrédito.

Del estudio de los movimientos bancarios de una de estas cuentas los agentes observaron dinámicas sospechosas, como el ingreso de más de 93.000 euros en poco más de un mes procedentes en su mayoría de la concesión de microcréditos o la salida de más de 75.000 de estos euros mediante transferencias a diversas cuentas.

También, la reintroducción del dinero ilegalmente obtenido en el circuito monetario legal mediante reintegros en cajeros, pagos con tarjetas de débito y transferencias por pequeños importes a otras cuentas, ampliándose así las investigaciones a un delito de blanqueo de capitales.

Según lo investigado, el origen de los hechos tuvo lugar en Las Palmas de Gran Canaria y se ha podido conocer hasta el momento la existencia de 216 víctimas de usurpación de estado civil para la contratación de microcréditos, cuentas corrientes y/o líneas telefónicas, muchas de ellas en repetidas ocasiones, de ahí que el número sea muy superior y repartido por todo el territorio nacional.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.