Lunes, 23 Octubre, 2017

            

Héctor Rivero, nuevo presidente de la Coordinadora Andaluza de ONG de Desarrollo

Entre los retos a los que se enfrenta está "defender la cooperación para el desarrollo como política pública"

Foto: gabinete
Gabinete


image_print

La Coordinadora Andaluza de ONGD (CAONGD) ha celebrado esta semana asamblea general. Entre otros aspectos, se cubrían varias vacantes en su comité ejecutivo. Así, ocupa la presidencia Héctor Rivero, en representación de Solidaridad Internacional Andalucía, mientras que la vocalía de acción humanitaria queda a cargo de Kirsten Sutherland, de Asamblea de Cooperación por la Paz. Con estas incorporaciones el comité ejecutivo de la CAONGD al completo queda así:

  • Héctor Rivero García. Presidencia. Solidaridad Internacional Andalucía.
  • Luis Fernando Medina Romero. Vicepresidencia. Solidaridad Don Bosco.
  • Jaime Pineda Salguero. Secretaría. Madre Coraje.
  • Libia Arenal Lora. Tesorería. Fundación para la Cooperación APY-Solidaridad en Acción
  • Kirsten Sutherland. Vocalía de acción humanitaria. Asamblea de Cooperación por la Paz.
  • Elena Nagore Cordón. Vocalía de comunicación. CIC Batá.
  • Carla Cingolani. Vocalía de cooperación descentralizada. Mujeres en Zona de Conflicto.
  • Jaime Machicado Valiente. Vocalía de educación para el desarrollo. Educo.
  • Cristina Herrera Sánchez. Vocalía de género. Medicus Mundi.
  • David Comet. Vocalía de redes. Córdoba Solidaria.

Héctor Rivero ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria profesional en la ONGD Solidaridad Internacional Andalucía, en la que actualmente es responsable para América Latina del Área de Cooperación Internacional. También ha trabajado como consultor independiente para diferentes entidades. En el marco de la CAONGD, ha ocupado diferentes puestos de responsabilidad, entre ellos la vocalía de cooperación descentralizada (2004-2007) o como experto en la comisión de seguimiento del código de conducta.

Entre los retos a los que se enfrenta está “defender la cooperación para el desarrollo como política pública de quienes la consideran un lujo prescindible en tiempo de crisis y de quienes, al calor del miedo y del espanto, quieren convertirla en control de personas y de seguridad en las fronteras”, señala.

Para Rivero, “hoy necesitamos seguir haciendo el doble esfuerzo que desde la CAONGD se viene haciendo desde hace un tiempo, un esfuerzo de unidad interna y de búsqueda de socios que comparten en otros ámbitos nuestra labor por la justicia social”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *