Viernes, 22 Septiembre, 2017

            

Hallan en Australia los primeros signos de vida en la Tierra

Con casi 3.500 millones de años

E.P


image_print

Un equipo internacional de científicos ha encontrado evidencias de un complejo ecosistema microbiano en las rocas sedimentarias y bien conservados. Se trata de organismos con casi 3.500 millones de años, por lo que los investigadores aseguran que se trataría de los primeros signos de vida en la Tierra.

El investigador principal, David Wacey, ha explicado que, en estos trabajos, los signos de vida que se encuentran son básicamente las partes degradadas de microbios. Es decir, no se puede ver su forma, ni sus células, sino material carbonoso, que básicamente son los restos de estas células.

Sin embargo estos datos sirven para obtener nueva información de cómo se formó el Sistema Solar y para conseguir nuevos datos sobre la formación de la vida en el planeta. En este sentido, ha indicado que el nuevo hallazgo hace que “las evidencias de las primeras formas de vida en la Tierra se sitúen unos cuantos millones de años atrás”.

“Se han encontrado microorganismos fósiles y estromatolitos de la misma edad. Estos últimos son generalmente un poco más jóvenes y, por tanto, pospondrían las evidencia de vida en la Tierra por unos pocos millones de años más”, ha indicado Wacey.

El hallazgo se ha producido en la región de Pilbara, en Australia Occidental. El científico ha señalado que toda la ‘comunidad’ microbiana hallada se encuentra en una sola unidad de roca llamada Formación Dresser, en una zona “muy propicia para la investigación”.

“Esta rocas han estado en un ambiente muy estable durante un periodo de tiempo increíblemente largo. En realidad están, probablemente, bien conservadas y son algunas de las rocas sedimentarias más antiguas de la Tierra”, ha indicado. En este sentido, ha apuntado que hay algunas rocas más antiguas en el planeta, como en Groenlandia, pero que han sido deformadas y “es muy difícil ver cuál era la estructura original esa roca”.

“Cuando estaban vivos fueron interactuando con el sedimento donde vivían y crearon pequeñas comunidades donde se ayudaban mutuamente a sobrevivir en lo que habría sido un ambiente muy duro desde entonces”, ha explicado a la cadena ABC.

AYUDA EN MARTE

Por otra parte, Wacey ha recordado que las estructuras microbianas se encuentran entre los objetivos de los rovers de Marte. A su juicio, estos resultados del equipo podrían ser importantes para la investigación espacial.

“Si se han encontraron en la Tierra organismos muy primitivos, los rover deben buscar en Marte un tipo de entorno parecido y allí podrían encontrar también evidencias de vida”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *