Sábado, 23 Septiembre, 2017

            

Guardias civiles solidarios se forman como pilotos de drones para tareas humanitarias

El colectivo sostiene que el uso de esta tecnología abarata los costes en las búsquedas, además de ofrecer más eficacia reduciendo los tiempos de localización

Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

Miembros de la Asociación de Guardias Civiles Solidarios (AGCS), con sede en Granada, han comenzado a formarse como pilotos de drones para mejorar la respuesta en tareas humanitarias, como la búsqueda de personas desaparecidas o la actuación en catástrofes.

El colectivo sostiene que el uso de esta tecnología abarata los costes en las búsquedas, además de ofrecer más eficacia reduciendo los tiempos de localización.

Una vez formados y titulados, los pilotos se pondrán a disposición de la Guardia Civil y de la Subdelegación del Gobierno para colaborar con ellos en cuanto sean requeridos, aunque aún quedaría la realización de un protocolo de actuación.

La Asociación de Guardias Civiles Solidarios considera que este servicio “altruista” puede ser “muy válido para sumar efectividad en las búsquedas de personas desaparecidas y en otras cuestiones, como pueden ser la entrada en lugares tóxicos o peligrosos, también en catástrofes y en labores de ayuda”.

La previsión es que en unos dos meses esté operativo el primer piloto y el aparato en cuestión para intentar realizar un protocolo de colaboración con los organismos oficiales.

En estos momentos la AGCS prepara un viaje a Ecuador donde trasladarán unos 35.000 kilos de ayuda humanitaria destinada a la población que aún se encuentra en estado de necesidad tras el último terremoto. Esta ayuda será entregada en mano por una comisión de personas pertenecientes a la misma organización.

El colectivo ha participado en otras catástrofes y sus miembros tienen experiencia en Lorca, Haití, Kosovo, Filipinas o Nepal; también en España, donde el pasado año entregaron 27.000 kilos de ayuda humanitaria destinada a personas y niños en riesgo de exclusión social.

Hace unas semanas en Motril (Granada) cerraron tres campañas de recogida de material escolar, con la recolección de 7.000 kilos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *