Jueves, 23 Marzo, 2017

Granada realiza el primer trasplante de córnea artificial en el mundo

El primer paciente en beneficiarse de este proyecto ha sido un hombre de 51 años con fibrosis corneal severa para la cual no existe actualmente una alternativa terapéutica eficaz

Rita M. Marín @marinruiz_rita


image_print

Cada año 400 andaluces son diagnosticados con patologías graves del ojo, que provocan una alteración de la visión y dolores agudos. A día de hoy, no existía una cura diferente a un trasplante de córnea, que en la mayoría de los casos provocaba diversas complicaciones, que iban desde el soporte para el mismo, hasta el posible rechazo por el receptor. Granada se ha puesto a la cabeza mundial en cuanto a esta investigación, al realizar el primer trasplante de córnea artificial.

Esta córnea artificial supone uno de los primeros medicamentos de terapias avanzadas que contiene dos tipos de células humanas diferentes con un biomaterial a base de nanotecnología. “Además, tiene como ventaja que de una córnea humana se pueden obtener un importante número de artificiales, con lo cual, el procedimiento sería mucho más eficaz, porque cada córnea se podría adaptar a las necesidades del paciente”, ha explicado el oftalmólogo, Miguel González, que ha participado en esta primera operación, que supone el inicio de un estudio en el que participarán

El primer paciente sometido a esta intervención, José Luis, de 51 años, padecía una fibrosis corneal severa, a la que además iban asociadas otras patologías como un desprendimiento de retina, y un glaucoma. “No había tratamientos eficaces para él. Sufría dolores muy severos, y una perdida de visión importante, con la que ya tan solo podía percibir claridad”, explica el director de la Unidad de Gestión Clínica de Oftalmología del Hospital Virgen de las Nieves, Santiago Medialdea. La operación, que tuvo una duración de 40 minutos, y en la que participaron 7 oftalmólogos, y el paciente evoluciona muy favorablemente. “De momento nos comenta que los dolores han desaparecido, y aunque no podrá recuperar la totalidad de la visión, porque sufría daños irreparables, sigue percibiendo claridad y su calidad de vida ha mejorado”, explica el doctor González.

De momento, estos ensayos clínicos que se llevarán a cabo en 20 pacientes, tienen como finalidad estudiar la seguridad de estas implantaciones, y conseguir con el tiempo “una mejora de al agudeza visual, según la evolución de estos primeros trasplantados, que seguirán en estudio 48 meses después de la intervención“, ha comentado Miguel González.

Este ensayo es multicentro, y participarán otros cinco centros hospitalarios de Andalucía, en colaboración con la Universidad de Granada, que es la institución a la que le pertenece la patente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *