Sábado, 22 Julio, 2017

            

Gracias por cuatro años de ilusión



image_print

Le he «zurrado» tanto durante ocho meses (y, que me perdonen, pero creo que con bastante razón), que uno ya considera que ha sido suficiente. Echar más sal a la herida no va a ningún lado. El Granada, matemáticamente aún puede ser equipo de Primera la próxima temporada. Está casi imposible, pero los números aún le escudan. Eso sí, para mí (y para muchos miles de aficionados nazaríes) ya es de Segunda División. La imagen de los jugadores, regresando al campo quince minutos después de la casi definitiva derrota contra el Español (1-2), para pedir perdón a los 1.000 aficionados que aún cantaban en el fondo norte de Los Cármenes, es la imagen de un adiós.
Se trata de una despedida dolorosa y amarga, pero a la vez de gratitud y cariño. Han sido cuatro años de sueños y de ilusión. Desde aquel mágico ascenso en el Martínez Valero, el 18 de junio de 2011 hasta el próximo 24 de mayo, que la Liga 2014-2015 bajará el telón, Granada habrá disfrutado de un equipo en la élite durante 48 meses. No es baladí. Se estuvo 35 años sin probar el solomillo. Varias generaciones, entre ellas la mía, nunca jamás habíamos visto a nuestro equipo competir contra Real Madrid o Barcelona. Ahora que la Segunda está a punto de echar la puerta abajo, es bueno recordar de dónde venimos, esbozar una sonrisa y empujar en la misma dirección para que no vuelvan pasar otras tres décadas y media sin catar la miel.
Desde el presidente, hasta el utillero, esta temporada se han hecho rematadamente mal las cosas. Desastrosa planificación deportiva, desacertada elección de jugadores y entrenador y poca química con la afición. Para mí, esas son las tres «cagadas» que van a enviar (si no hay un milagro) al equipo a Segunda. Lo que hay que hacer este verano es no volver a cometer estos mismos errores y formar un equipo acorde a la división de plata, que devuelva la fe y que pelee por ascender cuanto antes. Mientras tanto, nuestro agradecimiento será eterno por estos cuatro años de ilusión. Hasta pronto (espero), querido Granada Club de Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *