Viernes, 21 Julio, 2017

            

Videonoticia: Google Glass, un ‘Android’ que se lleva puesto

Lo nuevo de Google fue presentado ayer en Granada, en medio de una gran expectación por un dispositivo que permite al usuario interactuar con su teléfono móvil usando sólo la voz.

Información&Imagen: Román Callejón // @RomanCallejon


image_print

Ayer tuvo lugar la presentación de Google Glass en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias de la UGR. El acto, organizada por el grupo de internet ‘GrinUGR’, fue presentado por Antonio Zugaldía,  co-fundar Silica Labs, una startup que desarrolla aplicaciones para Google Glass y otro tipo de artefactos que podemos llevar encima (wearable devices).

Google Glass es un dispositivo sorprendentemente sencillo creado por la multinacional Google. Se trata de unas gafas que son, en sí mismas, “un teléfono móvil Android pero con forma de gafas, aunque se le ha privado de la parte de teléfono. Toda la parte de llamas y mensajes de texto se realizan a través del terminal móvil”, mediante conexión bluetooth. Lo que diferencia y lo hace más especial es la pantalla que lleva para ver la información y que se utiliza deslizando los dedos por una interfaz táctil, ubicada en la patilla derecha de las gafas, o simplemente usando la voz.

Google Glass  es un dispositivo “wearable”, es decir, un dispositivo con el que te vistes o para llevar puesto.  Tiene un marco o una montura de titanio. El visor es una pequeña pantalla en la que se visualiza todo el contenido de Google Glass y, a pesar de su reducido tamaño, es equivalente a una pantalla de 25” HD a una distancia de 2,5 metros. La pantalla no se encuentra  justo en la línea visual del ojo, sino que está colocada más arriba y para usarla hay que mirar en esa dirección. De esta manera es posible mantener contacto visual con alguien que tengamos enfrente y mantener una conversación con él. No reemplaza la comunicación personal y solamente se enciende cunado el usuario quiere utilizarlo, el resto del tiempo la pantalla permanece apagada –modo ‘sleep’-.

El sistema de audio también ha sido mejorado, ya no se hace por conducción a través del hueso, como ocurría con la primera versión. Ahora las gafas traen un pequeño altavoz y, además, se le puede conectar un auricular.

Para que las gafas sean totalmente útiles siempre tienen que estar conectadas a internet, bien por wi-fi o bien mediante el sistema bluetooth del móvil –del que toman la conexión-. De esta manera siempre se tendrá acceso a todas las aplicaciones que haya instaladas. Se puede hacer todo lo que se haría con un teléfono móvil Android –revisar el correo, usar las redes sociales…-, pero  lo más novedoso de este sistema es que nos da información del lugar en el que estamos en el momento en el que estamos, tanto de dirección, de lugares cercanos como del tiempo que está haciendo.

Google Glass también se puede utilizar sin conexión a internet, ya que dispone de cámara capaz de tomar fotos de hasta 5 megapíxeles y grabar video en HD. También es capaz de reproducir audio en mp3 y consta de 16GB de capacidad de almacenamiento, aunque su máximo rendimiento se obtiene cuando está conectada a la red.

Pero de momento no podremos disfrutar de Google Glass en España. Hasta el momento sólo hay disponibles unas 10.000 unidades en todo el mundo. Google sólo ha puesto en circulación gafas para sus algo más de 2.000 programadores en estados unidos, para los 8.000 ganadores de un concurso -#ifihadglass- por el que se optaba a las gafas como premio. Se desconoce su fecha de lanzamiento al mercado, aunque si se produjera en estos momentos, el precio del prototipo ronda los 1.500$ (1.114€)

Una maravilla técnica, el futuro de la comunicación, por el que aún tendremos que esperar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *