Lunes, 27 Marzo, 2017

Gallardón respalda a Cobo y no le aplicará sanciones diferentes a las que diga el Comité



image_print

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, continuó respaldando a su “mano derecha” y vicealcalde de la capital, Manuel Cobo, después de que el Comité de Derechos y Garantías del partido decretara el miércoles la suspensión cautelar de militancia mientras se tramita el expediente por sus críticas palabras contra el PP de Madrid a cuenta de Caja Madrid, y aseguró que no aplicará sanciones diferentes a las que estipule el partido, rechazando así la posibilidad de cesarlo como portavoz del Grupo Municipal.

“Mantengo mi confianza en Cobo y por supuesto, como él ha manifestado y hacemos todos los dirigentes del partido, acato la resolución tomada por la dirección nacional a través de uno de sus órganos, que ha abierto expediente (al vicealcalde) y ha aplicado una medida cautelar de suspensión de militancia. Nosotros, por supuesto, lo acatamos y estamos a la resolución que el Comité de Derechos y Garantías establezca, pero no me pregunte (sobre si habrá suspensión definitiva o expulsión del partido) porque como decía (el ex presidente) Felipe González, no voy a hipotizar sobre futuribles”, proclamó el primer edil en la rueda de prensa de la Junta de Gobierno.

Así, evitó hacer “especulaciones” o llevar “las cosas más lejos de lo que el propio Comité ha hecho”, y aseguró que no ha recibido “ninguna” sugerencia de sus compañeros de filas para cesar al vicealcalde, sin aclarar si lo haría en el caso de que finalmente se decida suspender al concejal de manera definitiva de militancia.

“Las conductas de los militantes al margen de sus responsabilidades de partido, le corresponde al Comité juzgarlas, y es el Comité el que debe establecer las medidas cautelar y, en su caso, las sanciones que quiera imponer por esas conductas. Lo que creo es que no debemos establecer responsabilidades distintas desde otros órganos del partido de aquéllas que establezca directamente la dirección nacional”, afirmó.

CONTINUAR EN EL GOBIERNO

Es decir, que si el Comité de Derechos y Garantías ha optado exclusivamente por una suspensión cautelar de militancia, él no “castigará” al vicealcalde de ninguna otra manera, ni ahora, ni en el futuro, por lo que si el expediente se resuelve con una amonestación o una suspensión de militancia, pero sin inhabilitación, Cobo podrá seguir siendo vicealcalde y portavoz municipal.

No en balde, “de acuerdo con los estatutos el Comité puede elegir entre un abanico distinto de responsabilidades, desde el apercibimiento, la suspensión de militancia, la suspensión de funciones u otro tipo”, por lo que el primer edil estará “a lo que diga la dirección nacional del partido, que es a quien corresponde estatutariamente adoptar esta resolución”.

“El hecho de militar o no en un partido político no condiciona el ejercicio de determinadas funciones públicas, y en todos los gobiernos hay personas militantes e independientes. En mi propio gobierno hay dos personas no afiliadas -Alicia Moreno y Juan Bravo–, y hasta el puesto de portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso se ejerce por un no afiliado (José Antonio Alonso). Son cosas completamente independientes”, destacó el primer edil.

Así, recordó que “el Comité de Derechos y Garantías está enjuiciando unas declaraciones que nada tienen que ver con el ejercicio de la labor de portavoz o vicealcalde, sino su conducta como militante”, por lo que será este órgano el que decida y los demás acatarán su resolución. En cualquier caso, la situación durante el tiempo que tarde en resolverse el expediente no será “lógica o incomprensible” para los ciudadanos, según Gallardón, que opinó que “sí entienden” que Cobo siga en el Ejecutivo local aunque, temporalmente, no pertenezca al PP.

Sobre qué supone exactamente esta suspensión cautelar de militancia si Cobo sigue ocupando sus mismas responsabilidades, el regidor madrileño explicó que significa que “no podrá participar en los órganos del partido de los que es miembro, como el Comité Ejecutivo Nacional, ni en los procedimientos internos de votación ni en aquellos actos directamente vinculados con la dirección del partido, lógicamente, mientras dure esta suspensión temporal”.

COBO VS. COSTA Y BÁRCENAS

Preguntado sobre las comparaciones que en los últimos días se están haciendo entre Cobo y el ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, y el ex secretario general del partido en la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa, presuntamente implicados ambos en el “caso Gürtel”, Gallardón recordó que “los dos casos sometidos a evaluación del Comité, y son sus miembros los que deben contestar”.

“Yo no debo contestar. Pero aunque me saltase mi deber, tampoco podría porque sólo quien conoce las distintas conductas y los reproches a ellas es quien puede establecer una valoración de unas y otras”, apostilló.

A partir de ahí, el alcalde se enrocó en la decisión oficial del partido, tomada el pasado martes en el Comité Ejecutivo nacional, de no hablar de los problemas internos de la formación en ningún medio de comunicación, sino sólo en los órganos “populares”. Hasta en seis ocasiones reiteró que “los asuntos internos del PP no se comentarán ante los medios de comunicación sino en los órganos internos”, y reiteró su compromiso a cumplir con ese pacto.

La posibilidad de crear una gestora en el PP de Madrid, las críticas vertidas contra Cobo y contra la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, el pasado martes en la reunión de Génova; las posibles sanciones contra el vicealcalde, los permanentes conflictos entre el Ayuntamiento y la Comunidad… todo entra en el campo de los “asuntos internos” y, por tanto, no comentables a partir de ahora, según el alcalde, ni siquiera en los corrillos “off the record” con los periodistas.

“Comprendo que no es lo que esperaban, pero es nuestro compromiso. No voy a habar de temas internos con ningún medio de comunicación porque es lo que el partido nos ha pedido en una situación de evidente conflicto que todos los ciudadanos han conocido, que hemos resuelto en un órgano interno y que, a partir de estos momentos, no debe volver a salir. Yo dije lo que tenía que decir en el Comité Ejecutivo y ése es el lugar donde tenemos que hablar los militantes”, insistió.

Además, argumentó que si esta forma de actuar “siempre es buena”, ahora lo es aún más, dado que existe un expediente abierto contra Cobo y “cualquier declaración ahora podría ser interpretada (por el Comité de Derechos y Garantías) como una presión o interferencia, y no se agradecen nada las interferencias externas”.

GUERRA CON AGUIRRE

Preguntado sobre cómo ha quedado su relación con la presidenta Aguirre, con quien ya ha protagonizado otros sonoros encontronazos, Gallardón afirmó que es “como hace un año”, y aseguró que, pese a los últimos acontecimientos, mañana acudirá a la inauguración del nuevo intercambiador de plaza de Castilla con ella.

Finalmente, indicó que “no es la primera vez que Cobo explica sus sensaciones sobre los episodios de espionaje de la Comunidad de Madrid, no es un sentimiento nuevo”, en referencia a las afirmaciones del vicealcalde ante sus compañeros de que llegó a tener miedo por su familia cuando supo que estaba siendo víctima de espionajes, aunque ahora sus palabras puedan tener “una especial incidencia informativa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *