Lunes, 24 Julio, 2017

            

Feijóo: "La Transición se completará cuando en Andalucía gobierne el PP-A"

El presidente de la Xunta y del PP gallego ha asegurado que el Ejecutivo central está "reconstruyendo España"

E.P.


image_print

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado este lunes que “la Transición española se completará cuando en Andalucía gobierne un partido distinto al que ha gobernado siempre”, es decir, cuando el PP-A llegue al Gobierno autonómico y consiga derrotar al PSOE-A, único partido que, según ha lamentado, conocen los jóvenes andaluces.

Así lo ha dicho en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla, ciudad a la que se ha desplazado para apoyar la candidatura de Juan Manuel Moreno a la Presidencia del PP-A y para participar, junto a él, en un acto con Nuevas Generaciones de Andalucía. Con este gesto, Feijóo se ha convertido en el primer ‘barón’ popular que se muestra públicamente “convencido” de que el malagueño será el primer presidente del PP-A en la Junta de Andalucía.

Según ha explicado ante decenas de militantes de NNGG –incluido el presidente de la formación juvenil, Luis Paniagua–, el propio Moreno y el presidente del PP de Sevilla, Juan Bueno, la Transición española comenzará a culminarse “este fin de semana” cuando en el XIV Congreso Regional del PP-A se elija a Moreno como presidente del partido y candidato a las próximas elecciones autonómicas, pasos obligatorios y previos a ver en el Gobierno de la Junta al PP-A, algo que cree que no sólo será “bueno” para Andalucía sino para “toda España”.

Feijóo ha destacado que Moreno tiene experiencia política tanto a nivel de partido (fue presidente de NNGG a nivel local, regional y nacional) como de Gobierno por su todavía cargo de secretario de Estado de Asuntos Sociales e Igualdad –que dejará el viernes 28 de febrero– y ha enfatizado, sobre todo, que representa un “cambio generacional” dentro del PP-A, ya que tiene menos de 45 años y pertenece a otra generación que la de los expresidentes Javier Arenas y Zoido, a quienes ha agradecido el “difícil” trabajo realizado hasta ahora.

También ha valorado la “humildad, esfuerzo e ilusión” del malagueño, así como que se haya formado en la universidad, que “no haya encontrado patrimonio económico en su familia”, que sepa lo que es el ámbito rural y la emigración, ya que eso significa que es un político “que vino de abajo a arriba” y que representa, por ende, “inconformismo y cambio”.

Además, le ha advertido de que a partir del próximo lunes 3 de marzo tendrá que ganar “congresos todos los días” cuando salga a la calle y se enfrente a los problemas de los ciudadanos y también de que cuando llegue a la sede del partido en la calle San Fernando de Sevilla ya como presidente del PP-A, sentirá que está ante “la mayor responsabilidad, ilusión y oportunidad” de su vida, algo que él también sintió el 16 de enero de 2006 cuando se sentó por primera vez en el sillón del histórico dirigentes del PP Manuel Fraga.

“Que no te dé vértigo convertirte en el primer presidente del PP-A en la Junta”, le ha dicho a Moreno tras recordarle que los ciudadanos, su tierra y su partido deben ser, por ese orden, sus principales objetivos.

En su opinión, por tanto, ante este “momento histórico” de cambio que va a vivir el PP-A, lo que debe hacer ahora el partido es transmitir a todos los andaluces, sean o no simpatizantes de su partido, “que este cambio es una esperanza para Andalucía”. “Sois la garantía de que el cambio es posible y de que se puede hacer otra política”, ha espetado a los presentes para animarlos a seguir trabajando para conseguir una cosa tan “difícil” como es volver a ganar las elecciones en un comunidad como Andalucía.

RESPETAR EL RESULTADO DE LAS URNAS

Aunque ha dicho que desconoce si habrá o no adelanto electoral en Andalucía, el presidente gallego sí que ha querido aprovechar la ocasión para lanzar un mensaje al PSOE-A en clave electoral. Así, ha recalcado que “es muy importante no olvidar el resultado” de las urnas y admitir cuando un partido no ha conseguido el apoyo de los ciudadanos porque eso es lo que significa ser un partido “democrático” y un político “demócrata”.

Tras recordar que él en Galicia estuvo cuatro años en la oposición antes de acceder a la Xunta, Feijóo ha subrayado que “no se puede olvidar en ningún caso la legitimidad” de las urnas y que, por tanto, “lo lógico es lo que ocurre en la inmensa mayoría de los países de la Unión Europea, que es que el que pierde está en la oposición y el que gana, en el gobierno”, algo que no ha ocurrido, sin embargo, en Andalucía, donde PSOE-A e IULV-CA han conformado un gobierno de coalición.

En ese sentido, ha valorado que el PP-A sea un partido “que ha sabido ganar y estar en la oposición” –algo que “no pueden decir otros”, ha apostillado–, y ha asegurado que ni él ni Moreno serían capaces, por su “ética y forma de entender la política”, de hacer en Galicia o Andalucía si perdieran las elecciones. “Moreno no admitiría ser presidente si hay un partido con más votos, apoyo y respaldo”, ha vaticinado.

Por contra, ha criticado que el PSOE-A e IULV-CA sí que hayan optado por no respetar el resultado de las urnas y “utilizar todos los mecanismos para seguir gobernando”, ya que, en su opinión y por “higiene democrática, el PSOE-A debería darse cuenta de que es buena la alternancia política” para Andalucía.

HAY QUE TOMAR DECISIONES

Feijóo también ha dedicado algunos minutos de su discurso a hablar en clave política nacional. Así, ha defendido las políticas reformistas puestas en marcha por el Gobierno de Mariano Rajoy por considerar que el PP no está en política “para hacer lo más fácil sino para hacer lo que hay que hacer en cada momento”.

Esa es la razón, a su juicio, por la que los ciudadanos españoles “llaman a gobernar” al PP cada vez que en España hay una crisis económica.

Tras definir al PP como “un partido de clases con independencia de las sensibilidades de cada una de ellas y el partido del bienestar”, el presidente de la Xunta y del PP gallego ha asegurado que el Ejecutivo central está “reconstruyendo España” y permitiendo una salida de la crisis sin importarle que, a consecuencia de ello, pueda salir “desgastado”.

“No estamos en el gobierno para que se desgasten los ciudadanos, sino para desgastarnos a nosotros. Porque es mucho más útil en política tomar decisiones que esperar a que las tomen por nosotros. La responsabilidad es una palabra indisolublemente unida a la política”, ha concluido no sin advertir de que “el autogobierno de una comunidad se consigue cuando se puede vivir del dinero” propio y “no hay que pedirle” nada al Gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *