Martes, 25 Julio, 2017

            

Estrategias de desarrollo sostenible en la comarca de Huéscar

El diagnóstico ambiental es la primera fase para poder ejecutar la implantación de una Agenda 21 y se trata de un documento previo que desarrolla un plan estratégico supramunicipal basado en la integración

Gabinete


image_print

La Diputación Provincial de Granada ha concluido los estudios de diagnóstico ambiental de la comarca de Huéscar y del entorno del embalse de Negratín, que incluyen ocho municipios: Castril, Puebla de Don Fadrique, Orce, Galera, Cuevas del Campo, Benamaurel, Zújar y Cortes de Baza. Estos trabajos se realizan en el marco de la Agenda 21 Provincial que trata de analizar las políticas medioambientales y el uso de los recursos naturales para diseñar una estrategia de acción encaminada al desarrollo sostenible y a la participación y la implicación de los sectores provinciales en este proyecto.

La realización del diagnóstico ambiental de la comarca de Huéscar y del entorno del embalse del Negratín ha contado con una inversión que supera los 40.000 euros por parte de la Diputación Provincial y los ayuntamientos. En estos estudios se han examinado todas las áreas urbanas y naturales del ámbito territorial de los ocho municipios incluyendo  polígonos industriales, polideportivos o urbanizaciones.

El estudio ha contado en todo momento con la asistencia de los técnicos de la delegación de Medio Ambiente. En la actualidad la población total de la provincia con un diagnóstico ambiental es de casi 800.000 habitantes, lo que supone el 90,29 por ciento del total y el 61,31 por ciento de los municipios granadinos.

A continuación, y contando con la participación ciudadana, se realizará el plan de acción en el que es indispensable la colaboración en los foros previstos de las asociaciones comarcales e instituciones de la zona para que la Agenda 21 Comarcal llegue a buen puerto.

Para el vicepresidente segundo y diputado delegado de Medio Ambiente, José Robles, quien ha asistido en Castril y Galera a la entrega de estos documentos, “lo que se pretende es integrar la totalidad de la provincia en un proceso global hacia la sostenibilidad, incorporando la participación de la población y partiendo de la base de que los planes de acción surgen también como elemento dinamizador de la vida local”.

El diagnóstico ambiental es la primera fase para poder ejecutar la implantación de una Agenda 21 y se trata de un documento previo que desarrolla un plan estratégico supramunicipal basado en la integración, con criterios sostenibles, de las políticas ambientales, económicas y sociales del municipio. Con estos trabajos se pretende poner en marcha una Agenda 21 Comarcal para conseguir aplicar el desarrollo sostenible al entorno humano, ya que los núcleos urbanos, según los expertos, constituyen uno de los mayores focos de insostenibilidad del planeta y la actuación en ellos es un tema prioritario.

En este contexto, según el vicepresidente José Robles, “la Diputación de Granada, a través de la delegación de Medio Ambiente, impulsa la Agenda 21 Provincial como instrumento para el desarrollo y la conservación del patrimonio natural de los pueblos granadinos incidiendo en una sostenibilidad efectiva tanto social y económica como ambiental”.

 

Como elemento diferenciador, el proceso que se está llevando a cabo en la Diputación de Granada tiene un marcado carácter provincial, orientado hacia un proyecto común de toda la provincia, para que se logre garantizar un equilibrio de sostenibilidad en todos los municipios. Se pretende favorecer el intercambio de información y experiencias entre sus vecinos, impulsar la colaboración y la asistencia técnica entre la Diputación y los ayuntamientos de la provincia en un proceso voluntario y participativo.

 

El primer paso es el diagnóstico ambiental que se constituye como un documento de debate para su posterior utilización en los foros de participación pública y social, que aportarán un mayor conocimiento de los problemas ambientales de la provincia, en base a un análisis y reflexión de los contenidos del mismo. El diagnóstico plasma en un documento el resultado final del análisis de una serie de indicadores de sostenibilidad como son desarrollo socioeconómico, turístico, sanidad, educación ambiental, participación ciudadana, ordenación del territorio y urbanismo, calidad ambiental, energía, movilidad, transporte, accesibilidad y riesgos ambientales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *