Lunes, 23 enero, 2017

En el año 2012 la tasa de mortalidad aumentó casi un 4% con respecto al año anterior, un valor solo superado en 2005

Globalmente, por grupos de enfermedades, las del sistema circulatorio las se han mantenido como la primera causa de muerte

E.P.


image_print

En el año 2012 se produjeron en España 402.950 defunciones, 15.039 más que las registradas en 2011 (387.911), lo que significa un repunte en la mortalidad del 3,8 por ciento, siendo el mayor incremento que se ha producido desde el año 2005 (4,1%). Los meses de febrero, marzo y mayo fueron donde se registró un mayor incremento de mortalidad, y, por sexos, se ha observado nuevamente un repunte mayor en las mujeres.

Estos datos se desprende del informe ‘Estadística de Defunciones según la Causa de Muerte. Año 2012’, publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que constata el cambio de tendencia iniciado el año pasado con un aumento de los fallecimientos (en 2011 se aumentó un 1,1%), tras años de tendencia descendiente.

Todas las enfermedades han experimentado un repunte, aunque las más directamente relacionadas con el incremento de mortalidad son los trastornos mentales y del comportamiento, con un 12,2% más que en 2011, y las enfermedades del sistema respiratorio, con un aumento del 12,1%. Especialmente relacionadas con las muertes producidas en febrero y marzo respecto al mismo periodo del año anterior, con un 41,2% y un 53,6%, respectivamente.

Concretamente, entre los motivos del aumento de las enfermedades respiratorias, destaca la epidemia de gripe, que en la temporada 2011-12 se presentó de forma más tardía en relación con las epidemias estacionales previas de esta enfermedad; y recuerdan que el pico de máxima incidencia gripal se registró en febrero. Ese año se duplicaron el número de fallecidos respecto al año anterior (175 casos).

En estos dos meses también repuntó la mortalidad por algunas enfermedades del sistema circulatorio, como la insuficiencia cardiaca (29,6% más). Por su parte, el número de fallecidos por enfermedades del sistema nervioso (que incluye el Alzheimer) aumentó un 36,5% en febrero y marzo; mientras que el incremento de las defunciones por demencias en los meses de febrero y marzo (42,8% más que el mismo periodo del año anterior).

CAUSAS DE LA MUERTE

Globalmente, por grupos de enfermedades, las del sistema circulatorio las se han mantenido como la primera causa de muerte (responsables de 30,3 de cada 100 defunciones), seguida de los tumores (27,5) y de las enfermedades del sistema respiratorio (11,7). Mientras, las enfermedades del sistema nervioso, que incluyen al Alzheimer, fueron la cuarta causa de muerte.

Por sexo, fallecieron 197.030 mujeres (un 4,8% más) y 205.920 hombres (un 3,0% más). Siendo los tumores la primera causa de muerte en los hombres (con una tasa de 296,3 fallecidos por cada 100.000) y la segunda en mujeres (con 180,0). En cambio, las enfermedades del sistema circulatorio fueron la primera causa de mortalidad femenina (282,2 muertes por cada 100.000) y la segunda entre los hombres (239,4).

A nivel más detallado, dentro del grupo de enfermedades circulatorias, las isquémicas del corazón (infarto, angina de pecho,…) ocuparon el primer lugar, le siguieron las enfermedades cerebrovasculares que aumentaron un 2,3%.

Entre los tumores, los responsables de una mayor mortalidad fueron el cáncer de bronquios y pulmón y el cáncer de colon (que aumentaron un 2,0% y un 0,7%, respectivamente). Aunque, entre las mujeres el cáncer que más defunciones causó fue el de mama (aunque el total de muertes disminuyó un 0,4% respecto a 2011).

Un capítulo especial se debe dar a las demencias, y, concretamente, al Alzheimer, por el que murieron 13.015 personas, un 9,3% más que en 2011 (y un 40,4% más en el periodo de febrero y marzo); En total las demencias causaron 16.361 muertes y se situaron como la sexta enfermedad entre las causas de muerte más frecuentes en España.

El aumento de mortalidad por esta enfermedad (12,2%) fue el segundo mayor entre las principales enfermedades, tras la neumonía (13,7%). De igual modo, el informe señala que tanto en las demencias como en la enfermedad de Alzheimer hay sobremortalidad femenina. De hecho, de cada 10 fallecidos por estas dos causas, siete fueron mujeres.

Mientras, las muertes por causas externas se redujeron un 1,6% en 2012, frente al aumento generalizado del resto de causas. Los fallecidos por accidentes de tráfico continuaron con su senda descendente. En concreto, fallecieron 1.915 personas, un 9,5% menos que en 2011.

Por el contrario, se ha producido un alarmante aumento en los datos de suicidios que fue, de nuevo, la principal causa externa de mortalidad y la más alta desde 2005. En 2012 fallecieron 3.539 personas (2.724 hombres y 815 mujeres), un 11,3% más que el año anterior.

Concretamente, la tasa de suicidios se situó en 7,6 por cada 100.000 personas (11,8 en los hombres y 3,4 en las mujeres). Entre las personas de 25 a 34 años, el suicidio fue la segunda causa de muerte tras los tumores, con el 15,0% del total de defunciones. Entre los hombres de ese grupo de edad, el suicidio fue la primera causa de muerte (17,8% del total).

POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS

La tasa medida nacional por cada 100.000 habitantes se situó en 861,6 defunciones, correspondiendo nuevamente las tasas brutas más elevadas de fallecidos a Principado de Asturias (1.228), Castilla y León (1.118), y Galicia (1.116). Les siguen por encima de la media Extremadura (1.029), Aragón (1.023), Cantabria (983), La Rioja (944), País Vasco (930), y Castilla-La Mancha (907).

Por debajo de la media, Comunidad Valenciana (846), Navarra (840,8), Cataluña (840,1), Andalucía (815,5), Murcia (730,9), Baleares (730,6), Canarias (672), Comunidad de Madrid (666), y las Ciudades autónomas de Ceuta (578) y Melilla (569).

Las enfermedades del sistema circulatorio fueron la principal causa de muerte en todas las comunidades autónomas excepto en Canarias, Cantabria, Comunidad de Madrid, Navarra y País Vasco, en las que fueron los tumores.

Por países, teniendo en cuenta las tasas estandarizadas por 100.000 habitantes según la causa de muerte, España está muy por debajo de países como Polonia (1.020 fallecimientos), México (1.019) o Estados Unidos (822), aunque por encima de Australia (673) o Japón (632). Con respecto a los países de nuestro entorno españa está por debajo de Italia (699), Portugal (778), Alemania (786) o Reino Unido (790).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *