Lunes, 29 Mayo, 2017

El Virgen de las Nieves populariza una técnica “mínimamente invasiva” para tratar el cáncer de pulmón

La Unidad de Gestión de Cirugía Torácica ha obtenido un premio por su trabajo denominado 'Resultados en Calidad Asistencial de un programa de Cirugía Torácica Mínimamente Invasiva para procedimientos torácicos mayores'

Gabinete


image_print

Más de la mitad de pacientes intervenidos de cáncer de pulmón en el Hospital Universitario Virgen de las Nieves lo hacen con una técnica mínimamente invasiva, denominada cirugía toracoscópica asistida por vídeo, la cual ha mejorado la calidad asistencial presentando menos complicaciones hospitalarias y quirúrgicas. También ha proporcionado una disminución de la estancia media hospitalaria.

La Unidad de Gestión de Cirugía Torácica del hospital granadino ha obtenido el premio a la mejor comunicación el 40 Congreso Neumosur de la Sociedad de Neumólogos y Cirujanos Torácicos del Sur por el trabajo denominado `Resultados en Calidad Asistencial de un programa de Cirugía Torácica Mínimamente Invasiva para procedimientos torácicos mayores´, cuyo primer autor es Florencio Quero, en el cual se analizan los resultados obtenidos con la cirugía videotoracoscópica mayor en esta unidad asistencial desde el año 2011. En este congreso, este equipo también ha recibido una beca por la comunicación `Utilidad del arpón guiado por TAC en la resección videtoracoscópica de nódulos pulmonares´.

La cirugía toracoscópica asistida por vídeo está indicada en estadios iniciales de este tipo de tumor. La intervención se realiza con una lobectomía pulmonar videoasistida y tiene una duración aproximada de tres horas. Se llevan a cabo dos o tres pequeñas incisiones de dos centímetros de diámetro, evitando así hacer cortes a través de las costillas, para proceder a la localización y extirpación del tejido tumoral bajo control de la imagen por cámara de video

La proporción de intervenciones torácicas mayores incluidas en el programa siguiendo las indicaciones actuales recomendadas por las sociedades científicas, ha sido del 43 % en 2011 y el 66,6 % en 2012.

La estancia media de esta unidad fue en 2009 de 8,5 días y de 7,7 en 2010. Con la incorporación de esta videocirugía, en 2011 fue de 6,3 y en 2012 de 5,8. Es decir, desde que comenzó el programa la estancia global disminuyó en casi tres días, lo que supone menor estancia hospitalaria y la rápida incorporación de los pacientes a su vida cotidiana. El porcentaje de complicaciones quirúrgicas disminuyó del 6,21 % al 1,67% de forma significativa dada la menor invasión de este tipo de abordaje.

Por tanto, este procedimiento ofrece una serie de ventajas con respecto a la cirugía convencional, entre ellas, otorga menos dolor y más comodidad postoperatoria, una recuperación más rápida, mejor resultado funcional, la respuesta inflamatoria es menor y la estancia hospitalaria se ve disminuida a la mitad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *