Lunes, 15 de Octubre de 2018

            

El teléfono de notificación ante maltrato infantil de Andalucía recibe durante el primer semestre del año 1.298 avisos

La negligencia, el maltrato psicológico y el maltrato físico han sido las tipologías más notificadas en la línea gratuita 900 85 18 18

Imagen representativa | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

El Teléfono de Notificación de Posibles Situaciones de Maltrato Infantil (900 85 18 18) de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales recibió durante los seis primeros meses de este año 1.298 notificaciones de posibles situaciones de malos tratos.

“Este servicio gratuito de la Junta de Andalucía registró entre enero y junio un total de 2.213 llamadas, en las cuales, además de las notificaciones de posibles malos tratos, se solicitaba información sobre otras cuestiones relacionadas con los recursos sociales existentes para la atención a menores”, según ha indicado en declaraciones a Europa Press la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio.

En cuanto al nivel de gravedad de las notificaciones registradas, señala que 966 alertaban sobre posibles casos de maltrato leve/moderado, y 332 posibles casos graves. Por provincias, Sevilla acumuló el mayor número de notificaciones (361), seguida de Málaga (233), Granada (201), Cádiz (179), Almería (109), Córdoba (92), Huelva (71), Jaén (52).

Sánchez Rubio ha informado también que la negligencia y abandono de la necesidades físicas y psicológicas básicas es la situación más comunicada en lo que va de año (610 casos), seguida del maltrato psicológico/emocional (606), el maltrato físico (572), abandono psicológico emocional (218), corrupción de menores (119), abuso sexual (72), explotación laboral (40), expulsiones del hogar (39), maltrato prenatal (16), prostitución y pornografía (11) y síndrome Munchausen (1).

Según la consejera, “hay que tener en cuenta que un mismo niño, niña o adolescente puede sufrir varios tipos de maltrato, de ahí que sea mayor el número de tipologías de maltrato comunicadas al número total de notificaciones”.

En cuanto a la edad de los niños y adolescentes, Sánchez Rubio ha subrayado que “el 31 por ciento tenía entre 0 y 5 años, el 34 por ciento entre 6 y 11, y el 36 por ciento entre 12 y 17” y respecto al sexo, que “950 eran niños y 876 niñas, desconociéndose para 63 menores”.

Por lo que se refiere a la relación de la persona informante con el niño o adolescente, los familiares realizaron el 10,55 por ciento de las notificaciones, profesionales el 0,54 por ciento, allegados el 0,15 y los menores afectados el 6,47 por ciento. El resto de las notificaciones fueron realizadas por personas que no facilitaron vinculación con el menor o la menor (1,16%) y por otras personas informantes (81,12%).

Del total de llamadas registradas (2.213), el 66,92 por ciento (1.481) se realizaron directamente al teléfono de notificación de posibles situaciones de maltrato infantil y el 33,08 por ciento (732) a través del teléfono 112 de emergencia.

Tras la recepción de las llamadas, la consejera explica que se sigue un protocolo de actuación en función de la valoración de su gravedad notificando los hechos a los servicios sociales correspondientes. “A partir de ese momento se inicia un proceso de investigación de las circunstancias sociofamiliares, a fin de movilizar los recursos necesarios que aseguren la integridad física y psicológica de los menores implicados y planificar la intervención profesional más adecuada”, concluye.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.