Martes, 17 Octubre, 2017

            

El SAS resuelve indemnizar con 19.000 euros a un paciente por secuelas tras un bypass gástrico

El organismo reconoce que "no queda acreditado la realización de un seguimiento específico del paciente desde el punto de vista endocrinológico y nutricional"

Imagen ilustrativa | Foto: Archivo
E.P.


image_print

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha resuelto indemnizar con 19.163 euros a un paciente diagnosticado de obesidad mórbida que se sometió a un bypass gástrico en el Hospital Santa Ana de Motril (Granada) y que sufrió secuelas a consecuencia de una falta de control nutricional tras la cirugía.

El SAS ha estimado parcialmente la reclamación patrimonial de esta persona, en un caso que ha sido llevado por los servicios jurídicos de la asociación ‘El Defensor del Paciente’ y que se remonta a 2005, según detalla en un comunicado este colectivo.

Fue ese año cuando el paciente, que entonces tenía 36 años, residía en Motril y estaba diagnosticado de obesidad mórbida, se sometió a bypass gástrico en el Hospital Santa Ana.

A partir de ahí recibió múltiples asistencias médicas por problemas óseos y continuos dolores abdominales, “complicaciones” por las que fue remitido a la unidad de Salud Mental, donde se le diagnosticó depresión.

En 2011 acudió al servicio de Reumatología del Hospital San Cecilio, donde se le detectaron signos degenerativos incipientes en la columna lumbar, con probable artritis psoriásica y screening de osteoporosis.

En 2014 tuvo que ser intervenido, pero los dolores continuaron y pasó por otras muchas áreas sanitarias, “sin que en estos diez años se le hiciera un control endocrino y nutricional”.

No fue hasta 2015 cuando fue atendido en la consulta de endocrinología del Complejo Hospitalario Universitario de Granada, donde se le diagnosticó una probable desnutrición e hipovitaminosis D. No obstante, a día de hoy, pese a que tiene tratamiento, sigue sufriendo graves dolores precisando de su cónyuge como cuidadora “para los actos más esenciales de la vida”.

La resolución del SAS estima parcialmente la reclamación por reconocer que “no queda acreditado la realización de un seguimiento específico del paciente desde el punto de vista endocrinológico y nutricional necesario en los procedimientos de cirugía bariátrica”.

En cuanto a la indemnización, el paciente la considera insuficiente y recurrirá la resolución ante los juzgados de lo contencioso administrativo de Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *