Miércoles, 13 Diciembre, 2017

            

El presidente del Parlamento señala que la crisis de los refugiados exige que “Europa se levante y actúe con urgencia”

Ha sido en San Fernando (Cádiz), donde Acnur ha recibido el galardón 'Cortes de La Isla de León'

Foto: Archivo GD
E.P


image_print

El presidente del Parlamento de Andalucía, Juan Pablo Durán, ha señalado este sábado que la crisis de los refugiados exige que “Europa se levante y actúe con urgencia” desde todos los ámbitos y se ha mostrado convencido de que España “puede hacer más para convertirse en un verdadero país de protección y acogida”.

Ha sido en San Fernando (Cádiz), donde Acnur ha recibido el galardón ‘Cortes de La Isla de León’ en un acto al que ha asistido Durán, que ha puesto en valor que Andalucía sea la primera región en acoger menores sirios no acompañados, que este sábado llegaron a tierra andaluza, la cual “será su nuevo hogar, y los andaluces, su nueva familia”.

En nombre del Parlamento de Andalucía, ha agradecido a la alcaldesa, Patricia Cavada, y a la Corporación municipal de San Fernando (Cádiz) su invitación a participar en el acto del CCVI aniversario de la apertura de las sesiones de las Cortes Generales y Extraordinarias de 1810, que ha comenzado con el izado de la bandera por parte de la Armada, y al mismo tiempo ha felicitado a Acnur, por el galardón ‘Cortes de La Isla de León’, que ha recogido la máxima representante de Acnur España, Francesca Friz.

Además, según informa el Parlamento en una nota, Durán ha recordado que en 1954 Acnur recibió el Nobel de la Paz por su trabajo pionero en ayudar a los refugiados en Europa y un año después murió Albert Einstein, que, por ser judío, tuvo que exiliarse de Alemania e irse a Estados Unidos, desde donde escribió: ‘Estoy casi avergonzado de vivir en esta paz mientras todos los demás luchan y sufren’.

Seis décadas después, organizaciones como Acnur siguen siendo “necesarias”, ha apuntado, tras destacar que en la actualidad hay más de 65 millones de refugiados, la mitad de ellos menores, y el 86 por ciento están acogidos en países vecinos que, en la mayoría de los casos, son países en vías de desarrollo.

En su discurso, en el Real Teatro de las Cortes, Durán se ha preguntado cuántos de estos refugiados anónimos serán científicos, investigadores, trabajadores cualificados, o deportistas de gran nivel, entre otros, así como cuántas buenas personas que aportan a su comunidad y son queridos por ella, por sus familias, por sus amigos, y que se encuentran ahora mismo en esta situación.

De esta forma, “aunque la sociedad no pone rostro a la inmensa mayoría de refugiados, Acnur sí, actuando todos los días con capacidad de entrega y afrontando situaciones tan dramáticas”, ha manifestado Durán, al tiempo que ha indicado “las personas que trabajan para esta organización representan el espíritu del premio: paz, tolerancia y solidaridad”, y ha agregado que su labor es “merecedora” del reconocimiento que este sábado le concede la sociedad isleña y “aviva la esperanza de conseguir un mundo mejor frente a la desigualdad, las injusticias, la violencia, las guerras y el egoísmo”.

En este sentido, el presidente ha destacado que “la crisis de los refugiados ha puesto en duda el derecho de asilo y los valores fundacionales de Europa y ha removido conciencias”, y como ejemplo del efecto que produce ha citado la Declaración institucional aprobada recientemente en el Parlamento de Andalucía instando a la Unión Europea y al Gobierno de España, a la puesta en marcha de “medidas concretas que den respuesta eficaz a las necesidades de acogida e integración de las personas refugiadas”.

“DOBLE MORAL”

Asimismo, Durán se ha mostrado convencido de que “la ciudadanía no entiende ni acepta la doble moral al ver noticias sobre paraísos fiscales o rescates bancarios y a continuación, imágenes de refugiados sufriendo en campamentos, tras las alambradas o muriendo ahogados en un naufragio sin que Europa les rescate”. Es “inaceptable”, ha expresado, y “la solución a los desafíos actuales del continente deber ser situar a las personas en el centro de la toma de decisiones y que las instituciones comunitarias tengan más mecanismos de control democrático y no se dejen someter por intereses económicos”.

Junto a esto, el presidente del Parlamento ha subrayado la aportación de Andalucía, “tierra de convivencia”, en la búsqueda de la paz, la solidaridad y la cooperación, como proclama el Estatuto de Autonomía en el artículo 245: “el pueblo andaluz participa de la solidaridad internacional con los países menos desarrollados promoviendo un orden internacional basado en una más justa redistribución de la riqueza”.

El presidente también ha señalado que el Parlamento andaluz manifiesta el apoyo a la cooperación y solidaridad internacional con los países en vías de desarrollo, con la reserva el 0,7 por ciento de su Presupuesto a proyectos e inversiones de esta naturaleza, que, en este año 2016, un tercio del mismo se destina a programas de refugiados, y ha indicado que es “fundamental que administraciones, instituciones y organismos públicos mantengan las políticas de cooperación al desarrollo”.

Finalmente ha matizado que “paz, solidaridad y cooperación es el mensaje que debemos trasladar con fuerza en Europa” para conseguir un mundo más justo, libre e igualitario, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *