Martes, 30 Mayo, 2017

El Parque de las Ciencias resuena en Navidad

El museo ha celebrado la jornada de 'Música y Ciencia' donde cerca de 400 personas, entre intérpretes y asistentes al museo, han participado en 'La Clase de Música más grande del mundo'

Los niños disfrutan del Parque de las Ciencias


image_print

Coincidiendo con el inicio de las vacaciones escolares de Navidad, el Parque de las Ciencias ha acogido una jornada dedicada a la música, donde ha destacado la realización de ‘La Clase de Música más grande del mundo’. Este evento organizado por la escuela Willem Iniciativas Musicales ha reunido en torno a 400 personas, entre los que se encontraban estudiantes de música de diferentes edades y niveles, en torno a una singular experiencia didáctica que aspira a ser reconocida como récord mundial por parte de Guiness World Records.

El hall del edificio Macroscopio fue el escenario donde el profesor José Pablo González Garzón impartió una sesión abierta a la que pudieron sumarse todos los asistentes al museo. La clase estuvo dirigida para el público de todas las edades, independientemente de sus conocimientos musicales y se realizaron diferentes ejercicios participativos sobre el ritmo o la entonación. Entre estos ejercicios destacó una interpretación colectiva del canon “Momia”, en homenaje a la gran exposición que recientemente se ha inaugurado en el Parque de las Ciencias, ‘Momias. Testigos del pasado’.

Una vez finalizada la clase todo el Parque de las Ciencias se convirtió en un gran auditorio donde a lo largo de la mañana se sucedieron los conciertos en diferentes espacios del museo. Los visitantes que accedieron al hall del edificio Macroscopio pudieron disfrutar de diferentes orquestas y conjuntos instrumentales que interpretaron obras de Bach, Bizet, Led Zeppelin o Frank Sinatra, entre otros. El pabellón Darwin fue el escenario para las actuaciones individuales de flauta y de guitarra, mientras que la terraza del Péndulo de Foucault fue el lugar elegido para los instrumentos de piano y violín.

Junto a estas actuaciones, un coro fue recorriendo todo el museo ofreciendo un recital de villancicos de diferentes estilos y lugares del mundo en espacios emblemáticos como la Torre de Observación, el Planetario o el Pabellón Tecnoforo. En total fueron cerca de un centenar las piezas interpretadas por los diferentes músicos a lo largo de toda la mañana.

Esta actividad se ha realizado en el marco del proyecto ‘Jóvenes Intérpretes’ del Parque de las Ciencias. La iniciativa pretende acercar la música al público de un modo ameno y divertido, combinando el arte con la ciencia. De este modo los profesores de música que acudieron al museo ofrecieron también a los asistentes explicaciones acerca de fenómenos como la acústica, la afinación o la producción del sonido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *