Viernes, 21 Julio, 2017

            

El Museo de la Alhambra exhibe piezas del Museo Arqueológico sobre edificaciones públicas nazaríes

Este proyecto expositivo completa el recorrido en las etapas emiral y califal del Museo de la Alhambra

Imagen en el interior del Museo de la Alhambra
E.P.


image_print

El Museo de la Alhambra exhibe desde este viernes y hasta el 20 de enero de 2018 una selección de ocho piezas invitadas del Museo Arqueológico y Etnológico de Granada, que incluyen restos de la fachada de la Madraza Yusufiya y del Maristán, el hospital fundado por el sultán Muhammad V.

Este proyecto expositivo completa el recorrido en las etapas emiral y califal del Museo de la Alhambra, además de mostrar ejemplos destacados de edificaciones públicas nazaríes.

El primer grupo de “piezas invitadas” se puede ver en la sala II del Museo de la Alhambra. Entre ellas se encuentran cerámica de lujo y bronces del periodo califal.

También, se muestran otras procedentes del yacimiento de Madinat Ilbira, cercano a Atarfe (Granada), del que se conservan objetos de gran importancia que demuestran la riqueza de esta ciudad.

El segundo grupo de piezas del Museo Arqueológico de Granada se ha instalado en la sala IV del Museo de la Alhambra. Los restos de la fachada de la Madraza Yusufiya (Universidad de Yúsuf I) y otros objetos procedentes de edificios públicos presentes en esta sala, como los del Maristán -hospital fundado por el sultán Muhammad V, entre 1365-1367- completan un diálogo histórico que va a enriquecer el recorrido por el museo del Conjunto Monumental.

Además, las piezas invitadas van a aportar datos significativos sobre las edificaciones impulsadas por Muhammad V que, incluso, llegaron a tener importancia fuera de las fronteras del sultanato.

Por último, en la sala VII del Museo de la Alhambra se ha ubicado el Jarrón de Antequera, uno de los pocos ejemplos existentes de piezas de lujo denominadas “Jarrones de la Alhambra”.

Junto al Jarrón de las Gacelas, el Jarrón Fortuny-Simonetti y el gollete Hirsh va a permitir conocer la evolución de unas piezas que fueron concebidas para los palacios de la corte como elementos decorativos.

A través de estos jarrones se va a poder realizar un recorrido histórico, desde principios del siglo XIV con el Jarrón Fortuny-Simonetti y el gollete Hirsh, pasando por el Jarrón de las Gacelas de la época de Muhammad V y terminando con el Jarrón de Antequera, fechado en el siglo XV.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *