Miércoles, 17 de Octubre de 2018

            

El Mikimono, un arte con epicentro en la Costa Tropical | Vídeo

El granadino Jesús Costela plasma su talento en frutas como sandías o calabazas

Sandía tallada para GranadaDigital | Foto: Remitida
José L. Moreno | @morenoluaces


image_print

La talla de frutas y verduras se retoma a tiempos de la dinastía Tang, que tuvo lugar en China a partir del S. VI. Esta técnica, denominada Mukimono, estaba destinada al disfrute de las familias nobles, hasta que fue evolucionando y se extendió por el mundo. Ese arte, como el de otras muchas civilizaciones, también ha llegado hasta Almuñécar, al igual que lo hicieron fenicios, romanos o musulmanes.

El Mukimono no tiene la misma importancia que el Vaso Canopo de Apofis I, por lo menos en occidente. Una pieza funeraria de la cultura egipcia, que es el documento escrito más antiguo hallado en la Península Ibérica, y que se encuentra en la localidad granadina. Pero, Jesús Costela hace arte desde el balcón de su vivienda, mientras contempla las termas romanas de la localidad, a las que tiene unas vistas inspiratorias.

Este moclinero afincado en la Costa Tropical inició su amor por las frutas y vegetales cuando empezó a estudiar hostelería. Más tarde, cuando ya trabajaba como profesional, empezó a interesarse por la talla de alimentos. “Me compré un libro para aprender más y de ahí viene mi pasión”, señala.

Jesús Costela hace verdaderas obras de arte, propias de un ebanista. “Hay gente que me dice que porqué no trabajo con madera, pero soy cocinero y me gusta mi trabajo, y qué mejor que hacerlo con los productos de la tierra”, subraya.

Este cocinero profesional ha trabajado con frutas y verduras de todo tipo, pero confiesa que su pieza preferida para tallar es la sandía. “También hago trabajos con calabazas, sobre todo, para estas fechas que se aproximan como es Hallowen”, a qué niño no le gustaría tener esta decoración que vemos en las películas americanas al ritmo de ‘truco o trato’.

“Mis mejores trabajos son los que les realizo a los niños, ya que se les pone cara de alegría al ver a su personaje de ficción favorito o futbolista plasmado en una sandía”, pero Jesús está abierto a realizar piezas para reuniones privadas, empresas o para cualquier BBC (míticas siglas de bodas, bautizos y comuniones), lo que más le demandan.

Pero para este granadino, el Mukimono no es su sustento económico. Trabaja como cocinero en un hotel de Almuñécar y confiesa que emplea menos horas de las que le gustaría. “Hoy el tiempo que le puedo dedicar a esto es muy reducido, porque mi hijos se llevan la mayor cuando salgo de trabajar”. De todos modos, siempre busca una excusa para sentarse en el balcón de su vivienda y empezar a dar forma a lo que se le ponga por delante. Ejemplo es su último trabajo, una sandía con el logo de GranadaDigital.

Un arte que tiene un tiempo de vida muy limitado debido al material con el que se realiza y que depende de la profundidad de la perforación o del estado de maduración de la pieza de fruta o verdura, pero que Jesús no para de crear. Y es que, este artista influenciado por las técnicas japonesas ya anuncia que sus próximos trabajos tendrán relación con Federico García Lorca o con el Cristo del Paño de Moclin. Todo muy granadino.

Si no puede visualizar el vídeo, haga clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.