Miércoles, 18 enero, 2017

El llanto que Krhin no quiere volver a sufrir

El dolor del granadinismo lo reflejaron las lágrimas de Krhin tras el doloroso empate ante el Espanyol | El Rayo se antoja como el antídoto díficil de saborear para tal mal

krhin
Krhin llora en el banquillo tras el partido ante el Espanyol.


image_print

El Granada CF afronta una jornada crítica. Más allá de resultados, victorias y tabla clasificatoria, nos referimos al aspecto psicológico del equipo. El empate del Espanyol en el minuto 93 fue un palo tremendo para los nazaríes. Casi toda la segunda mitad ganando, un partido trabajado y luchado. No se podían escapar los tres puntos esta vez… esta vez, no. Sin embargo, ese idilio que tienen lo rojiblanco horizontal con el sufrimiento y la tortura trajo el peor deselenace posible. El destino así lo quiso.

El dolor granadinista se vio reflejado en Sandoval, con su llanto de rabia. Éste fue más conocido por los focos. Su llanto de rabia fue visible en sala de prensa. Sus palabras escupían lágrimas.

Había otro jugador que reflejó el sentir del vestuario. Rene Krhin, al terminar el partido, se quedó sólo, junto con un par de compañeros, en los banquillos del Powerade Stadium, el cual ya lucía vacío. Las cámaras de “El Día Después” captaron ese emocionante momento. Krhin lloraba desconsolado, se tapaba la cara, se preguntaba el porqué. Llegó tan solo hace tres meses, pero su sentimiento hacia el rojiblanco ya no tiene límites. Es el sentir y sufrir del Granada CF. Krhin y todo el Granadinismo no quieren volver a pasar por dicho mal trago. El Rayo Vallecano será el punto de partida para olvidar males pasados.

[ot-video][/ot-video]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *