Viernes, 21 Julio, 2017

            

El juez archiva el caso del niño que desapareció en enero de su colegio durante casi una hora

La sentencia asegura que hubo un "cúmulo de circunstancias" que dieron como resultado "un fallo humano impredecible"

E.P


image_print

El Juzgado de Instrucción número 6 de Granada ha archivado las diligencias de investigación penal que abrió por el caso del niño de cuatro años que desapareció el pasado 31 de enero durante casi una hora de su centro escolar, el Colegio de Educación Infantil y Primaria Genil, en Granada, en horario del servicio de comedor.

El magistrado Miguel Ángel del Arco considera que no hay delito en este asunto, después de que la Fiscalía solicitara además el sobreseimiento libre del asunto, en base al informe que la Policía Judicial realizó al respecto, en el que los investigadores achacaron lo sucedido a un “cúmulo de circunstancias” que dieron como resultado “un fallo humano impredecible” por parte de las cuidadoras del menor.

Según señala en el auto de archivo que ha dictado, al que ha tenido acceso Europa Press, de lo actuado “no parece debidamente justificada la perpetración del delito” que atribuían los padres del niño a los responsables de su desaparición en la denuncia que interpusieron ante los tribunales el 4 de febrero de este año.

De hecho, según la Policía Judicial, se produjo una confusión a la salida del centro, donde los padres suelen aparcar sus vehículos para esperar a sus hijos, y el niño salió con otro grupo de menores sin que las cuidadoras se percataran de ello.

El menor fue encontrado sobre las 16,00 horas deambulando solo y llorando por la calle Nueva de San Antón, muy cerca de su casa, por una persona que alertó a la Policía Local. Los agentes trasladaron entonces al niño a su centro educativo, donde ya estaban los padres.

Lo ocurrido llevó a la Junta de Andalucía, según señala el Juzgado, a prohibir a los padres entrar dentro del patio exterior del colegio y a obligar a que sea una cuidadora la que entregue a los niños desde allí, “para evitar aglomeraciones que puedan dar lugar a hechos similares”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *