Miércoles, 13 Diciembre, 2017

            

El interventor municipal declara al Ayuntamiento de Granada en alerta de morosidad, según informa IU

Las consecuencias de esta alerta pueden conducir a la intervención del Ministerio de Hacienda en la economía municipal

Paco Puentedura, de IU | Foto: Álex Cámara


image_print

El incumplimiento del Periodo Medio de Pagos por parte del Ayuntamiento de Granada ha provocado que se encuentre en situación de alerta de morosidad, según ha informado el Interventor Municipal. El informe se ha trasladado tanto a la Junta de Gobierno Local como al Ministerio de Hacienda, según ha denunciado hoy en rueda de prensa el portavoz municipal de Izquierda Unida, Francisco Puentedura.

El artículo 18.5 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria indica que si un Ayuntamiento durante reiterados meses supera en más de 30 días el plazo límite (de otros 30 días) para el pago de facturas en su periodo medio de pagos el Interventor Municipal debe declarar e informar al Ministerio de Hacienda sobre esta alerta de morosidad. De este modo, según señala el informe de intervención, el Ayuntamiento de Granada ha superado este límite de 60 días en los meses que van de febrero a junio, ambos inclusive. 

Esta alerta de morosidad implicará nuevas medidas de ajuste que tendrá que adoptar el Ayuntamiento de Granada para cumplir con el límite de días establecido por la ley. En caso de no conseguirse el Ministerio de Hacienda tendrá que intervenir en la economía municipal, con conocimiento de la Junta de Andalucía, pudiendo llegar a retener las transferencias que estas administraciones hagan al Ayuntamiento para ser ellas quienes paguen las facturas. Para Puentedura esto implicaría “la entrada de los hombres de negro del Ministerio de Hacienda en la economía municipal y más recortes en servicios municipales básicos, o aumento de ingresos con más la presión fiscal para la ciudadanía”.

Según la mencionada ley el Ayuntamiento debe presentar un Plan de Tesorería para corregir la situación, plan que aprobará mañana la Junta de Gobierno Local. Sin embargo, Puentedura señala que las previsiones de ingresos y pagos de este plan “difícilmente pueden hacer que el Ayuntamiento de Granada presente unos datos de morosidad por debajo del límite establecido por la ley”. El edil de la formación de izquierdas afirma que las previsiones de Tesorería Municipal indican que en 2015 los ingresos corrientes serán de 228 millones de euros, cuando el presupuesto municipal prevé unos ingresos para 2015 de 260 millones de euros. “Existen 32 millones de euros de ingresos que no se convertirán en ingresos corrientes y sobre los que sí se reconocen obligaciones de pago y facturas, lo cual implicará más morosidad por parte del Ayuntamiento de Granada”, asegura Puentedura. Además, según Puentedura, “la previsión de tesorería también señala por encima de los 60 millones de euros las facturas y obligaciones pendientes de pago, lo que está aumentando el periodo medio de pagos del Ayuntamiento de Granada”.

Para Izquierda Unida “esta situación de alerta de morosidad es consecuencia de una gestión irresponsable por parte del gobierno municipal del PP con el Alcalde de Granada y su concejal de Economía a la cabeza, que están arruinando cada vez más a la ciudad y que está afectando a numerosas empresas y al empleo que generan porque cobran tarde mal y nunca”.

Puentedura señala la necesidad de establecer un plan de pagos realista que priorice a las PYMES, y reformar la estructura de gastos del Ayuntamiento para garantizar liquidez, negociando los pagos con los grandes contratos, reestructurando la deuda con los bancos para no pagar impuestos abusivos y aumentar los periodos de amortización y respecto a los ingresos mayor progresividad y lucha contra el fraude fiscal “solo así el el ayuntamiento podrá salir de esta situación sin recortes injustos ni impuestos abusivos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *