Jueves, 27 Julio, 2017

            

El III Plan de Drogas pone el foco en los colectivos de más riesgo como los adolescentes y las personas en exclusión social

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales visita las instalaciones de la Comunidad Terapéutica de Proyecto Hombre en Huétor-Santillán

Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha subrayado el enfoque social y la inclusión de jóvenes y adolescentes como prioridades del III Plan de Drogas y Adicciones 2016-2020, aprobado por el Consejo de Gobierno con una dotación anual de 37 millones aportados por las consejerías de Educación, Justicia e Interior y Salud. Sánchez Rubio ha abordado el contenido del Plan con los responsables de la Comunidad Terapéutica de Proyecto Hombre en Huétor-Santillán (Granada), cuyas instalaciones ha visitado acompañada por el director-presidente de la entidad en Granada, Manuel Mingorance.

 
En su visita la consejera ha destacado la labor que realiza Proyecto Hombre desde el punto de vista educativo-terapéutico en materia de prevención, rehabilitación e incorporación socio-laboral de personas con problemas de adicciones. En concreto, el centro de Huétor-Santillán dispone de 22 plazas para pacientes de ambos sexos.
Sánchez Rubio ha informado de primera mano a los responsables del centro sobre las prioridades y recursos del Plan de Drogas 2016-2020 y les ha transmitido, igualmente, la necesidad de prestar más atención a las personas más jóvenes y en especial los adolescentes. En total, más de 400 profesionales, instituciones, agentes sociales, movimientos asociativos, diputaciones y ayuntamientos de municipios de más de 20.000 habitantes han participado en el diseño del actual plan, en el que se han tenido en cuenta tanto la experiencia como algunos aspectos fundamentales de los programas anteriores, que se han venido desarrollando en Andalucía desde 1987.
El resultado es un plan adaptado a la nueva perspectiva y realidad de la sociedad, en la que “preocupa mucho” el consumo de personas cada vez más jóvenes, sobre todo alcohol, y la aparición de nuevas adicciones provocadas por las nuevas tecnologías como móviles, Internet y otras.

 
Entre los elementos destacados del Plan, sobresale el Catálogo de Servicios de la Red para la Atención a las Drogodependencias y Adicciones, que garantiza un modelo de atención universal y gratuito e incorpora el tratamiento de nuevas adicciones; el desarrollo de un modelo de intervención preventivo destinado a las poblaciones de mayor riesgo como los jóvenes y adolescentes y las personas en riesgo de exclusión social, y la implantación de un Mapa de Recursos adaptado a las necesidades actuales. Además, prevé la creación de un Portal interactivo de Drogas y Adicciones al que podrán acceder profesionales, personas usuarias y la ciudadanía en su conjunto para consultar sobre centros, recursos.

 
Andalucía cuenta con la red asistencial más importante de España, con 174 centros asistenciales y de incorporación social, entre los que destaca 118 Centros de Tratamiento Ambulatorio, primer nivel de la atención. Además hay 7 Centros de Encuentro y Acogida para personas consumidoras activas y 6 Centros de Día para la incorporación social, además de 43 recursos residenciales (23 Comunidades Terapéuticas, 11 Viviendas de Apoyo a la Reinserción, 6 Viviendas de Apoyo al Tratamiento y 3 Unidades de Desintoxicación Hospitalaria). Asimismo, el Programa Ciudades ante las Drogas de Prevención Comunitaria, en el que colaboran más de 300 municipios andaluces, y el apoyo a 13 centros penitenciarios mediante equipos de tratamiento especializados en adicciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *