Domingo, 26 Marzo, 2017

El horizonte rojiblanco se alarga en una semana importante

El duelo en tierras valencianas será la culminación de la jornada 24 para el cuadro de Resino

Foto: Fernando W. Alanzor


image_print

La semana de espera será un poco más extensa para poder ver en competición de nuevo al Granada CF. El calendario de Primera División quedó marcado con un envite en el Ciudad de Valencia, el último lunes de febrero. El cuadro rojiblanco conocerá todos los resultados de la jornada 24 antes de saltar al césped levantino.

El corte con la salvación se sitúa en cuatro puntos. Lo establecen, un Elche recibiendo al Real Madrid y el Almería que ha visitado el Calderón, ante un Atlético de Madrid consolidando su tercera plaza de la tabla.

El cuadro entrenado por Abel Resino contempla cinco puntos en esta segunda vuelta, con cuatro partidos disputados. El Levante UD consiguió en este mismo tramo competitivo, sólo una victoria pero de forma contundente en su último encuentro ejerciendo de local.

Ambos conjuntos igualados a 19 puntos y siendo de los menos goleadores hasta el momento, junto al Córdoba. Un dato significativo de los problemas realizadores por el que atraviesan granadinos (tres conseguidos) y valencianos (cuatro convertidos) desde que se inicio la segunda parte del campeonato, para un total de catorce y diecisiete anotados, respectivamente.

El Granada CF llega algo limitado al duelo con bajas sensibles, por lesiones y sanciones. El fondo de armario de la plantilla ha mejorado desde el fructífero mercado invernal, así que el técnico toledano tendrá piezas disponibles de garantías para afrontar el choque.

El cuadro granota va recuperando efectivos de la enfermería y tendrá prácticamente la totalidad de sus jugadores disponibles, con la excepción de su lateral derecho Pedro López que arrastra problemas físicos y no se está ejercitando con continuidad.

Una mención especial tiene este partido entre Levante UD y el Granada CF. Lucas Alcaraz González, el entrenador levantinista tendrá ante si una lucha de profesionalismo frente al sentimiento y el corazón. Su cuna de nacimiento fue la ciudad de la Alhambra, el club rojiblanco es la casa de su familia y la suya propia. Su antecedente más próximo como técnico nazarí, le contempla 55 jornadas sin pisar puestos de peligro. Sin embargo, discutido por parte de la afición aunque otros le siguen añorando. El lunes se contemplará la figura de un Lucas, que tendrá un deseo de permanencia de ambas entidades en la élite del fútbol español, sea cual sea el color de la victoria.

El fin de semana se refleja en la agenda de los amantes al balompié, aunque el circulo rojo que marca la confrontación de los rojiblancos horizontales, aún tendrá que esperar un poco más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *