Domingo, 22 enero, 2017

El grupo municipal de IU vaticina un nuevo plan de ajuste para 2016

Su portavoz, Francisco Puentedura, ha advertido de un “tijeretazo” de 6 millones de euros el año que viene sino se hace frente al sobrecoste de la LAC

Francisco Puentedura, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Granada | Autor: Archivo GD


image_print

El grupo municipal de Izquierda Unida ha calificado como “una tomadura de pelo” la situación económica y financiera del consistorio granadino ya que, a juicio del portavoz de IU, Francisco Puentedura, el equipo de Gobierno local no ofrece datos reales y está llevando a cabo una gestión “suicida” para la ciudad.

“Con esta actitud del equipo de Gobierno al que le hemos solicitado 19 informaciones y no respondido a 13, poco consenso puede haber y pocas propuestas se pueden hacer para resolver los problemas estructurales de la economía municipal”, ha criticado el portavoz.

Además de estos problemas estructurales, Paco Puentedura ha añadido que esta situación “poco clara” se agrava por los expedientes que se les ha trasladado a la oposición y que se abordarán en la Comisión de Economía y Hacienda que tendrá lugar mañana.

Hay uno en particular que Francisco Puentedura tacha de “grave e irresponsable” ya que, según Puentedura, el Ayuntamiento propondrá mañana en dicha reunión destinar 3.900.000 euros de intereses presupuestados, pero no ejecutados, a cubrir el remanente de tesorería del ejercicio económico anterior y no a facturas pendientes de este año como, por ejemplo, la LAC.

CRÉDITOS ICO

Esta cantidad económica tiene su origen en los créditos ICO solicitados por el consistorio granadino que facilitaban el pago a los proveedores. El Ayuntamiento, a través de decretos, decidió que el pago de los intereses de ese crédito se aplazaría a años posteriores. Esa acción dejaba en las arcas municipales alrededor de 7 millones de euros.

De esos 7 millones, 3.100.000 euros han sido destinados al Fondo de Contingencia para pagar una sentencia de más de 1.700.000 euros que se debía “como consecuencia de la mala actuación urbanística que el Ayuntamiento planteó con las obras del parking del Triunfo”; y otras cuestiones de gastos corrientes. Tras esto ‘pagos’, quedaban libres 3.900.000 euros.

Izquierda Unida ha criticado que ese ‘remanente’ se podría haber destinado a pagar facturas “pendientes por reconocer por parte del Ayuntamiento”. Concretamente, Puentedura hacía mención con esto al sobrecoste de la LAC, que el portavoz de IU sitúa en torno a 6 millones de euros en el ejercicio 2015.

“Estamos en noviembre y ya deberían tener hechas las cuentas el Ayuntamiento, y más teniendo en cuenta que la empresa Rober hizo una reclamación judicial advirtiendo de que la partida prevista para la subvención del transporte público iba a ser insuficiente”, ha argumentado.

FUTURO “TIJERETAZO”

No obstante, el consistorio granadino no ha destinado esos 3.900.000 euros de los intereses presupuestados, pero no ejecutados, del crédito ICO al pago de una parte importante de estas facturas como a Izquierda Unida le hubiese gustado, y mañana el equipo de Gobierno local propondrá en la comisión que se destinen a cubrir el remanente de tesorería del ejercicio económico anterior. “Algo que no es una necesidad urgente teniendo en cuenta que todos asumimos ya, por desgracia, que Granada va a tener un prepuesto prorrogado por las fechas en las que estamos y en las que aún no se han concretado qué va a pasar con las ordenanzas fiscales”, ha recordado Puentedura.

Con esta aprobación del presupuesto que puede rozar la fecha límite el 1 de marzo de 2016, el grupo municipal de Izquierda Unida ha informado que ese retraso en la aprobación del presupuesto general del Ayuntamiento “permitiría poder liquidar el presupuesto de 2015 y con esta liquidación se podría reajustar el remanente de tesorería que tiene el consistorio”.

Sin embargo, Puentedura ha informado que el Ayuntamiento, “al no reconocer las facturas de Rober en este ejercicio lo que hace es afectar aún más al remanente de tesorería porque en la liquidación del 2015 aparecerán estas facturas como operaciones pendientes de aplicar a presupuesto”, que, en otras palabras, eso significaría que esos 6 millones de facturas de la LAC solo se podrían pagar con un reconocimiento extrajudicial de crédito que implica que, con cargo a la partida de 2016, se van a pagar facturas de 2015.

“No solo vamos a tener un presupuesto en 2016 que viene tarde sino que la partida de subvención al transporte público va a llegar con un tijeretazo de 6 millones de euros”, ha vaticinado Puentedura. Algo que para IU afectará a los servicios estructurales del Ayuntamiento y a la estabilidad presupuestaria y “que podría acabar en un nuevo plan de ajuste que conllevaría medidas más duras con los impuestos y los gastos en la ciudad”, ha recalcado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *