Viernes, 21 Julio, 2017

            

El Gobierno recurre de nuevo la subasta de medicamentos de la Junta de Andalucía

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha anunciado este jueves que el Gobierno central ha recurrido por vía administrativa-contenciosa la tercera subasta de medicamentos impulsada por la Junta de Andalucía.

E.P


image_print

Sánchez Rubio ha realizado este anuncio, una decisión que se ha notificado a la Consejería pero no se ha anunciado en Consejo de Ministros, durante la presentación de los Presupuestos de la Junta para 2014 en Granada, donde ha advertido de que si desde el Gobierno central “nos reducen la financiación y nos impiden ser más eficientes en la gestión”, entonces lo que están haciendo es “asfixiarnos literalmente”.

No obstante, ha garantizado que desde la Junta no van “a tirar la toalla” respecto a lo que son sus competencias, como a su juicio ocurre “absolutamente” con la salud y con todo lo que tiene que ver con “garantizar” este servicio a los ciudadanos.

En su momento, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) informó de que esta tercera convocatoria pública para la selección de principios activos, la conocida como subasta pública de medicamentos, permitiría un ahorro anual de 234 millones, que sumada a las dos anteriores alcanzarían los 327 millones.

Esta tercera convocatoria afecta a todos los medicamentos para los que exista más de un preparado comercial en el mercado y que estén incluidos en las agrupaciones homogéneas definidas por el Ministerio de Sanidad, quedando excluidos de la misma aquellos que han resultado seleccionados en la primera y la segunda convocatoria.

Concretamente, concurren un total de 288 principios activos diferentes de 148 subgrupos farmacoterapéuticos diferentes y que se encuentran en el mercado con 5.325 marcas o denominaciones comerciales distintas.

COMPETENCIAS

El Ministerio de Sanidad ha justificado en anteriores ocasiones su recurso ante el Constitucional en que las comunidades autónomas “no son competentes” para convocar subastas de medicamentos, como ha hecho Andalucía, además de considerar que esta subasta andaluza “rompe el mercado de medicamentos” y “pone en riesgo el acceso a tratamientos en perjuicio de los pacientes”.

El Gobierno central ya recurrió ante el TC, que aún no se ha pronunciado sobre el fondo de la cuestión, la primera y segunda subasta de medicamentos pero luego el propio Tribunal levantó la suspensión cautelar, con lo que las subastas siguieron su curso y se licitaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *