Miércoles, 26 Julio, 2017

            

El Gobierno aprueba una estrategia para mejorar el diagnóstico y acceso al empleo de personas con autismo

En las últimas décadas ha aumentado la prevalencia de estos trastornos, que afectan a uno de cada 100 recién nacidos en Europa, lo que equivaldría a unos 450.000 afectados en España.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en rueda de prensa|Foto: E.P.


image_print

El Gobierno ha aprobado este viernes en Consejo de Ministros la primera Estrategia Española en Trastornos del Espectro del Autismo (TEA) para mejorar el diagnóstico precoz y la calidad de vida de los afectados por estos trastornos, sobre todo en el ámbito de la educación y el empleo.

El documento plantea 15 líneas estratégicas que, en el plazo de un año, han de reflejarse en un Plan de Acción donde se establecerán las medidas y acciones concretas. Y según ha defendido la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, se trata de una “demanda histórica” de este colectivo y sus familiares.

En las últimas décadas ha aumentado la prevalencia de estos trastornos, que afectan a uno de cada 100 recién nacidos en Europa, lo que equivaldría a unos 450.000 afectados en España, “más de un millón de afectados si contamos también a sus familias”, ha añadido el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, cuyo departamento ha propuesto la estrategia.

MEJORAR EL CONOCIMIENTO DE LA ENFERMEDAD

Uno de los principales objetivos de la estrategia sea promover la investigación y el conocimiento de estos trastornos favoreciendo el desarrollo de sistemas de información coordinados entre las comunidades autónomas.

Además, para mejorar el grado de conocimiento de la sociedad sobre el trastorno, la estrategia se marca también como objetivo el fomento de campañas de concienciación y facilitar el acceso a información fiable.

En cuanto al diagnóstico, Sanidad reconoce que es necesario mejorarlo ya que actualmente tanto España como la mayoría de los países europeos tienen dificultades para hacer un diagnóstico temprano. Dado que son trastornos que afectan al neurodesarrollo desde las etapas prenatales, es posible diagnosticarlos hacia los dos años.

También se han tenido en cuenta los avances en el conocimiento sobre el trastorno del autismo y los trastornos generalizados del desarrollo, que han implicado cambios en los criterios de diagnóstico y valoración y, por tanto, en los modos de intervenir en los ámbitos sociales.

PROBLEMAS PARA ENCONTRAR EMPLEO

En este sentido, recuerdan que con la llegada a la vida adulta los afectados se enfrentan a dificultades para acceder o mantener un empleo. “Entre el 70 y 90 por ciento están en desempleo, no son población activa o no trabajan, a pesar de que son unos trabajadores espléndidos si tienen un entorno laboral favorable”, ha defendido Alonso.

Por ello, la estrategia persigue proteger el derecho de las personas con TEA a la vida independiente, la autonomía, la igualdad y la accesibilidad. Para conseguirlo se ha de promover una educación inclusiva mediante la especialización, innovación y flexibilización de las modalidades de escolarización a lo largo de todas las etapas de la vida. También el empleo, para lo que la estrategia propone fomentar apoyos al trabajador con TEA y a los empleadores.

Con este documento, el Gobierno establece un marco de referencia con el que se reconoce la necesidad de establecer unos parámetros mínimos que contribuyan a evitar disparidades territoriales, sobre todo a nivel autonómico.

En términos generales, las líneas estratégicas están relacionadas con la salud y atención sanitaria, favoreciendo los procesos asistenciales integrados, la atención especializada y multidisciplinar; la mejora del tejido asociativo y el acceso de las personas con TEA a los recursos comunitarios; la formación de profesionales y la justicia y empoderamiento de derechos, ya que se trata de promover la protección de sus derechos en los procesos judiciales y ante las situaciones de abusos y violencia.

Las entidades del tercer sector han participado activamente en su elaboración, así como el resto de ministerios y las comunidades autónomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *