Martes, 25 Julio, 2017

            

El fin de la renta antigua amenaza al comercio granadino

Sindicatos y asociaciones de comerciantes de Granada abogan por la prórroga del fin de los alquileres de locales de renta antigua

Gabinete


image_print

La Secretaria General de UGT Granada, Manuela Martínez, , ha recordado que en nuestra provincia se van a ver afectados unos 5.000 establecimientos, poniendo en peligro no sólo más de 10.000 empleos, sino que también  estarán en peligro los propios comercios -bares, hoteles, tiendas, etc.-,  ya que muchos tendrán que cerrar, o trasladarán su negocio y sólo los más afortunados podrán llegar  a un acuerdo con su arrendador. Todo se debe a que a finales de 2014, recuerda la secretaria general de UGT Granada, expiran los alquileres de renta antigua, que amenazan con multiplicar hasta por diez los precios actuales.

Además, apunta la representante de UGT, el mayor número de locales afectados se sitúan en los centros históricos, son comercios tradicionales,  de proximidad, cuyo cierre implicaría el despido de un gran número de trabajadores mayores de 55 años, con serias dificultades para volver a insertarse en el mercado de trabajo. Por ello, la ugetista, para evitar un goteo de cierres de locales, también propone establecer moratorias si el incremento del alquiler va a suponer despidos, compensar al propietario de dicho local y establecer cauces de arbitraje entre arrendadores y arrendatarios.

Por su parte, el secretario general de CCOO de Granada, Ricardo Flores hace un llamamiento a la cordura, para frenar la sangría de despidos y cierres de pequeños establecimientos, en algunos casos consolidados desde hace más de 30 años.

En su opinión, ya es suficiente que desde 2007 se hayan cerrado el 25% de los pequeños comercios, pues con la nueva Ley se verán afectados pequeños negocios, que al no poder hacer frente a la subida del alquiler, ni a los gastos de traslado del negocio (recordemos que la facturación ha bajado un 40% según datos de las asociaciones de empresarios) pudiendo ello tener como consecuencia que miles de personas engrosen las listas del paro.

Desde CCOO creemos necesario proteger nuestro tejido productivo basado en las PYMES es por ello por lo que proponemos una moratoria a la aplicación de la Ley, al menos, hasta que los negocios se recuperen de las pérdidas provocadas por la crisis. O bien articular una línea de crédito que ayude a afrontar los gastos extras que supone la nueva Ley.

Por último, ha terminado Flores (CCOO), en estos momentos con más razón, creemos necesario un impuesto a las grandes superficies (como ya está establecido en algunas comunidades) para ayudar a los pequeños comercios que como ya hemos dicho son la base de nuestra economía, generando riqueza, empleo y evitando la especulación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *