Miércoles, 20 Septiembre, 2017

            

El diputado de Deportes presenta su renuncia voluntaria para propiciar un gobierno del PSOE

Esta acción, según ha señalado el exdiputado, ha sido para que el 5 de mayo salga como nuevo alcalde Paco Cuenca

Foto: Archivo GD
Redacción GD


image_print

El diputado de Deportes y Administración Electrónica de la Diputación de Granada, Mariano Lorente (PSOE), ha anunciado este martes que ha presentado su renuncia voluntaria en la institución provincial para propiciar un gobierno liderado por el socialista Francisco Cuenca en el Ayuntamiento de la capital, después de que así lo solicitara, como condición para prestarle su apoyo, el grupo de Ciudadanos (C’s).

En una rueda de prensa convocada de urgencia, Lorente, investigado por posible prevaricación por supuestas contrataciones a dedo en su etapa como alcalde de Iznalloz (Granada), ha defendido su honestidad y ha considerado “injusta” la petición de C’s, pero ha señalado que ha tomado la decisión de renunciar porque no quiere ser el “obstáculo” y la “excusa” para que no haya cambio de gobierno en la capital.

De hecho, ha incidido en que, aunque la “pretensión” de C’s es que no se le acuse de no tener la misma vara de medir con PP y con PSOE,
el caso por el que está siendo investigado no puede “equipararse” a la supuesta trama corrupta que se investiga en la capital, que supuso la dimisión del exalcalde José Torres Hurtado y la concejal de Urbanismo, Isabel Nieto.

Ha afirmado que, aunque ningún cargo del PSOE provincial le ha reclamado su renuncia, finalmente ha reflexionado “con sosiego” sobre el asunto y ha tomado la decisión para lograr que sea alcalde de la capital Francisco Cuenca, al que ha deseado “todo el éxito del mundo”.

En su opinión, es “imprescindible” apartar de la política a los que se aprovechan del cargo en su propio beneficio, pero ha negado que lo que hizo en Iznalloz, que no fue, según ha explicado, más que ofrecerle trabajo a las familias que lo estaban pasando mal con la crisis, se pueda comparar con la trama de Granada, con detenciones y registros domiciliarios.

“Me limité a dar unos días de trabajo a centenares de vecinos para auxiliarles en los años en los que la crisis atacaba con más ferocidad, y lo hice con el consentimiento de la Subdelegación”, ha explicado Lorente, que además ha agregado que la actual alcaldesa, del PP, también está llevando a cabo la misma dinámica.

Para Lorente, es “inaplazable” que en Granada haya un nuevo gobierno municipal que “devuelva la ilusión a la gente” y que termine con comportamientos “presuntamente corruptos” y ese nuevo gobierno lo representa, a su juicio, el PSOE, que acabará así con el ambiente “tóxico y pernicioso” en la Plaza del Carmen. “Yo no seré la excusa que impida que el cambio necesario llegue a Granada. Mi compromiso público y mi conciencia no me lo permite”, ha afirmado.

El diputado, que ha comunicado ya su decisión al presidente de la institución, José Entrena, y a la secretaria provincial socialista, Teresa Jiménez, ha señalado que ha dado este paso de forma libre y voluntaria y ha querido aclarar que ni su situación procesal, ni el código ético del partido, ni sus estatutos, ni “ningún acuerdo político” le obligan a dejar el cargo.

Su decisión, según ha dicho, es “netamente personal”, y aunque ha reconocido que es un momento “difícil”, lo asume con “entereza y con la mayor determinación”, convencido de que es “el mejor servicio” que puede prestar hoy a Granada.

“No me he aferrado a ningún puesto. A la política se viene a servir y no a servirse. Que Cuenca se convierta en alcalde de Granada es la única razón para hacerlo. De otra forma, no la asumiría”, ha incidido Lorente, que ha asegurado que cuenta con el respaldo de su partido, que le ha mostrado su “plena confianza” en él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *