Viernes, 17 Noviembre, 2017

            

El defensor del Ciudadano investiga la expulsión de usuarias de una piscina por llevar bañador de cuerpo completo

Se incitó a las dos mujeres a marcharse del recinto en "un acto discriminatorio e islamófobo"

Imagen ilustrativa | Foto: ArchivoGD
EP


image_print

El Defensor de la Ciudadanía de Granada ha incoado expediente informativo para que se investigue la denunciada realizada por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía sobre una expulsión, el pasado domingo, de dos usuarias de la piscina del Centro Deportivo Municipal Periodista Antonio Prieto por llevar un bañador de cuerpo completo.

La oficina del Defensor ha expresado a través de un comunicado su condena a cualquier acto de carácter discriminatorio y ha incidido en que “el silencio es cómplice de la discriminación”. Este departamento ha abierto un expediente informativo a fin de indagar sobre lo ocurrido para que, en caso de confirmarse, se tomen las medidas oportunas.

De resultar ciertos los hechos denunciados, se trataría a juicio del defensor de “un acto discriminatorio de notoria gravedad, toda vez que la presunta negativa de acceso a las instalaciones deportivas, además de ser discriminatoria, no se encuentra contemplada en la normativa municipal aplicable a dicho centro deportivo, tampoco a la concesionaria del mismo”.

Estas declaraciones se producen después de que la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) denunciara el lunes un “acto discriminatorio e islamófobo” en esta piscina municipal afirmando que el personal instó a dos usuarias que llevaban un bañador de cuerpo completo a marcharse del recinto, un asunto que el Ayuntamiento ya está investigando.

Pro Derechos Humanos señala que los hechos ocurrieron este pasado domingo, cuando el personal que trabaja en las instalaciones, que gestiona y explota la empresa Inacua, pidió a estas mujeres que se fueran con sus hijos por este motivo.

Ante un hecho similar acaecido el pasado septiembre, el Ayuntamiento de Granada respondió que “no hay restricción normativa alguna para el uso de esta prenda en la normativa municipal ni en la de la concesionaria, por ello se debe readmitir y permitir que los usuarios que la lleven utilicen las instalaciones siempre que no haya otros criterios de seguridad o higiene que lo limiten”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *