Lunes, 18 Diciembre, 2017

            

El cuerpo de la granadina Ana Huete será repatriado este martes para recibir sepultura en Alfacar

La familia está a la espera de que la aerolínea con la que trabaja la funeraria confirme la hora del vuelo, en el marco de un proceso de repatriación cuyos costes cubrirá el seguro que tienen contratado

Imagen de Ana Huete y su pareja | Autor: Archivo GD
E.P


image_print

La familia de Ana Huete, la granadina de 27 años fallecida en el terremoto de Italia, ha culminado los trámites para la repatriación de su cuerpo y prevé que el traslado se produzca el martes por la tarde, tras lo que recibirá sepultura en la localidad de Alfacar.

El tío de la fallecida, Nicolás Espigares, ha señalado a Europa Press desde Italia que la familia está a la espera de que la aerolínea con la que trabaja la funeraria que se encarga del traslado confirme la hora del vuelo, en el marco de un proceso de repatriación cuyos costes cubrirá el seguro que tienen contratado.

De hecho, este lunes ha sido cerrada por petición expresa de la familia la solicitud en la plataforma ‘Change.org’ para que el Gobierno sufragara el gasto de la repatriación de la joven y que llegó a cosechar 141.867 firmas de apoyo en unos pocos días.

Espigares ha querido agradecer el apoyo recibido, pero garantiza que la familia “está cubierta”, de modo que si finalmente existen aportaciones de algún tipo “se donarán”.

Ha destacado también el “extraordinario trato” que han recibido por parte de las autoridades desde que aterrizaran en Roma el pasado viernes: “para lo duro y lo triste que ha sido todo esto, estamos teniendo una atención muy buena, podíamos estar en unas circunstancias en las que Ana no estuviera ni reconocida”, ha agregado.

Los familiares tratarán ahora de coger el mismo vuelo que trasladará el féretro de Ana hasta España, también su pareja sentimental, de nacionalidad italiana, que resultó herido en el terremoto y que fue quien identificó el cadáver.

El portavoz de la familia ha recordado que la pareja “tiene una vida en Granada, donde está su negocio y su trabajo”. “Él tendrá que reanudar su vida y no sabemos si tomará alguna decisión después”, ha relatado.

En el momento del seísmo, ambos se encontraban pasando unos días de vacaciones en el pueblo italiano de Illica, una fracción de Accumoli, lugar del epicentro del terremoto. Ella se encontraba en la parte de abajo de una vivienda junto a otras mujeres, mientras que los hombres que les acompañaban estaban en la parte superior.

La previsión es que el cuerpo de Ana Huete permanezca en el tanatorio de Alfacar hasta que se produzca el sepelio, que tendrá lugar en la Iglesia de esta misma localidad, de donde procede la familia pese a que en los últimos años vivía en Víznar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *