Lunes, 25 Junio, 2018

            

El Covirán sufre para ganar al Aquimisa

Los rojinegros se impusieron por 68-65 en el primer partido en casa del 2018

Imagen del partido entre Covirán Granada y CB Zamora | Foto: Agencia Garnata
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

Como en casa, en ningún sitio. Al menos, eso debe pensar el Covirán Granada tras lograr su primera victoria de 2018 y hacerlo en casa, olvidando la derrota de la pasada jornada en su visita al Martorell. Los de Pablo Pin se impusieron al Aquimisa Queso Zamorano por 68-65 en un partido muy disputado y que mantuvo la tensión hasta los últimos segundos. Los visitantes llegaron a ir por delante  durante el tercer y el cuarto periodo, pero una reacción a tiempo de los nazaríes, sumada a la ventaja conseguida en el primer parcial, devolvió la ventaja y la sonrisa al conjunto rojinegro, que puede recuperar el liderato si  pierde La Roda.

El Covirán Granada salió con ganas. El comienzo del año en casa, y el debut de Nguirane en el Palacio supusieron un plus de motivación para los de Pablo Pin, que no tardaron en ponerse con siete puntos de ventaja. La gran actuación del equipo nazarí, en especial de Maodo Nguirane -terminó siendo el MVP con 21 de valoración-  , impidieron puntuar, en la mayoría de las ocasiones, al Aquimisa, que se fue al segundo cuarto con un parcial de 22-8.

El segundo periodo, en cambio, fue para el conjunto zamorano, y fue el preludio de los dos posteriores. Pese al triple de Manu Rodríguez con el que comenzó el cuarto, el Aquimisa desactivó al Covirán Granada, y consiguió recortar la distancia a sólo siete puntos. Una gran actuación anotadora de Anthony Libroia, con siete puntos, tuvo gran parte de la culpa de este resultado. Manu Rodríguez, que fue el mejor de los granadinos durante el segundo acto, impidió con sus nueve puntos que se perdiera la ventaja local, llegando al descanso con un 34-27 en el marcador.

Tras el intermedio, no sólo se mantuvo el guion del segundo cuarto, sino que el ataque del Aquimisa fue mucho mejor que la defensa nazarí, lo que llevó al conjunto zamorano a la remontada. Los de Saulo Hernández se pusieron cuatro puntos por encima de los granadinos, con un parcial de 40-44, haciendo notar la tensión en la grada del Palacio. Sin embargo, en la recta final del acto, la presión ejercida por la afición granadina surtió efecto y, gracias a las dos canastas de David Iriarte y un tiro libre de Devin Wright, los rojinegros volvieron a cerrar el cuarto con ventaja (45-44).

Todo se decidiría en el último parcial, que comenzaría con un toma y daca en el que Devin se impuso a la defensa visitante para dar algo de aire al Covirán, que logró, de nuevo, una ventaja de cuatro puntos. No sería permanente, pues el Aquimisa volvió a remontar, y tuvo contra las cuerdas al conjunto granadino, que mostró, desde el segundo cuarto, una sorprendente dificultad para encestar.

Así, el partido llegó a sus últimos tres minutos con un empate a 52 que podría haber sido una derrota parcial para los rojinegros de no haber terminado el primer cuarto con 14 puntos de ventaja. Fue entonces cuando, con dos triples y un tiro libre de Eloy Almazán y otro triple de David Iriarte, el Covirán terminó por conseguir una ventaja que ya no soltaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?