Jueves, 23 Marzo, 2017

El Colegio Sierra Elvira de Granada celebra una fiesta por la diversidad | Vídeo

El centro académico ha celebrado durante los días 20, 23 y 24 de mayo las II Jornadas de Diversidad Funcional, llamadas este año “Siente Conmigo”

Una tutora lee con una niña en el taller de dislexia | Foto: Lluís Blanes
Redacción: Daniel Sánchez-Garrido | Imagen: Lluis Blanes/Ángela Gómez


image_print

El Colegio Sierra Elvira de Granada cerró el pasado martes, 24 de mayo, una de las semanas más especiales que se viven en este centro académico. Durante los días 20, 23 y 24 de mayo, el Sierra Elvira ha apartado a un lado los libros de texto, se olvida por un momento de las clases puramente académicas y da la bienvenida a tres días que se quedan marcados para siempre en la memoria de todos los alumnos.

El sol reina en el cielo. La igualdad y la diversidad mandan en el Sierra Elvira. Acaba de terminar el recreo, pero en las caras de los niños no se aprecia tal tristeza. Son las 12:00, y toca culminar una Semana por la Integración.

El Colegio Sierra Elvira de Granada ha celebrado las II Jornadas de Diversidad Funcional, tras el éxito y la acogida que tuvieron las primeras, celebradas el año pasado. Tan solo un año de vida contempla a este compendio de actividades englobadas y dirigidas a que los 700 alumnos de este centro comprendan, interioricen y sean conscientes de la diversidad de personas que existen, y la importancia de que todos vivan en iguales condiciones.

Encarni Ibáñez, Coordinadora de las jornadas y Logopeda del centro, nos señala los objetivos de esta segunda edición, llamada “Siente Conmigo”. “Buscamos desarrollar en el alumnado la conciencia de que la diversidad es algo positivo, trabajando desde el respeto y la empatía para comprender que todos somos diferentes”.

Para ello, se hace vital que los alumnos entiendan las necesidades de algunas personas con determinadas dificultades y necesidades. El Sierra Elvira consigue con estas jornadas que estas personas se relacionen como una más, con la ayuda de todos los miembros que componen la comunidad educativa, consiguiendo que cada uno de los alumnos se pongan en el lugar de su compañero. Una integración que no tiene fronteras o barreras. “Queríamos hacer esto a lo grande, y vamos a por todas”, comentaba Encarni, con una ambición que tampoco conoce límites.

niños-sierra-elvira

Los niños en uno de los talleres | Foto: Lluís Blanes

RECORREMOS LOS DISTINTOS TALLERES DE LAS JORNADAS

Junto a Encarni, recorremos nuestra particular gymkhana de estas II Jornadas de Diversidad Funcional. Uno de los objetivos desde la coordinación de las jornadas es que cada año se abarque más y más terreno, alcanzando todos los sectores de la integración.

Al lado de Encarni, han estado Mónica, tutora del aula de autismo, y Ángeles, secretaria y Pedagoga Terapéutica. Ellas tres componen el Equipo de Orientación del Sierra Elvira, que con el respaldo y ayuda de todo el colegio, y las asociaciones colaboradoras, han podido llevar a cabo un evento que ha hecho conocer a los niños más sobre la dislexia, el autismo o el síndrome de Down. Además, una vez más, la colaboración de los padres y madres del AMPA ha sido clave, volcándose con su tiempo y esfuerzo para que este proyecto saliera adelante.

Con la ilusión y el optimismo de Encarni recorremos todo el centro, dividido en una especie de excursión por los distintos problemas funcionales, y donde cada aula guarda una enseñanza muy especial.

dislexia-taller-jornadas-diversidad-sierra-elvira

Los responsables del taller de dislexia | Foto: Lluís Blanes

Entramos en el taller de Síndrome Down, con la Asociación Síndrome de Down. Sonia e Inma, dos mujeres que tienen este síndrome, cuentan su experiencia a los niños, que escuchan boquiabiertos las vivencias de estas dos chicas, totalmente independientes, con la superación y las ganas de vivir por bandera. José Luis, Laura o Cristina son algunos de los alumnos que tienen Síndrome de Down en el colegio. Son conocidos, y el mimo y trato que le dan sus compañeros es digno de mención especial. Los quieren, los cuidan, los protegen, los integran en sus vidas como alguien muy positivo, alguien que les hace mejores personas.

En frente, los niños del Sierra Elvira conocen más sobre la dislexia con la Asociación GRANDIS de dislexia. Leen libros y escuchan leer. A pocos metros, en el patio, los niños se desahogan y se ponen en la piel de otras personas con discapacidades motoras. Sillas de ruedas, talleres sensoriales y olfativos, un partido de voleibol de rodillas, o uno de balonmano en silla de ruedas, y de remate, un camino con los ojos vendados. Se ponen en la piel del parapléjico, del ciego o de una persona con hemiplejía.

Subimos a otras aulas del centro, donde el silencio es abrumador. Los niños practican su nombre en lengua de signos. Descubren lo que significar ser mudo, sordo o sordomudo.

“TRABAJO DE CAMPO”

Antes de esta culminación más práctica sobre la diversidad, el colegio lleva a cabo un trabajo de campo, con la concienciación y mayor conocimiento sobre las distintas discapacidades que están presentes en el propio centro y con las que conviven día a día.

sierra-elvira-flashmob

Flashmob | Foto: Lluís Blanes

Se organizan charlas de sensibilización, con su posterior debate, a cargo de personas que presentan algún tipo de diversidad funcional, y que desde su percepción transmiten a los alumnos toda una experiencia vital de lucha y superación.

También se presentó el libro elaborado por las familias de los alumnos del Aula de autismo, junto con las profesionales de dicha Aula. El libro consta de relatos referentes a este alumnado, con sus correspondientes ilustraciones, y con el principal objetivo de concienciar.

Padres, madres, profesores, coordinadores, colaboradores, asociaciones… todos ellos conforman un único bloque en estas jornadas integradoras. “Siente Conmigo” y “Ponte en mi lugar” es el resultado del consejo, ayuda, implicación y aportación de todos ellos. ¿El resultado? Sumar por la educación de todos y cada uno de los alumnos del Sierra Elvira, con la única pretensión de que éstos se mezclen e intercambien todo lo bueno que tienen dentro, descubriendo a ‘personitas’ igual de maravillosas e increíblemente diferentes.

En el mismo espacio de tiempo, 700 niños aprenden, conocen y se sensibilizan en torno a múltiples discapacidades. Para terminar, todos los implicados bailan un flashmob al ritmo de Álvaro Soler y Jennifer López, “bajo el mismo sol”. La peculiaridad de la coreografía la descubrimos en su estribillo, realizado en lengua de signos. Nos despedimos de Encarni, que habla con la ilusión de seguir creciendo con un proyecto que nació de pequeñas actividades, “algo aislado” y que ahora abarca a toda la comunidad educativa de Andalucía: “Queremos que esto vaya a más, y lo vamos a conseguir”.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *