Miércoles, 16 Agosto, 2017

            

El Centro José Guerrero y la UGR retoman este lunes el programa ‘Lecciones de Cultura Visual’

Pretende "contribuir a mejorar la formación del alumnado y enriquecer el conocimiento y la experiencia de los interesados en la cultura actual".

E.P


image_print

El Centro José Guerrero de la Diputación de Granada y el Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Granada (UGR) retoman este lunes el programa público de actividades ‘Lecciones de Cultura Visual’, un programa anual que ofrece seminarios, conferencias y encuentros con algunos de los más destacados historiadores del arte, especialistas en estética, artistas o comisarios de la escena internacional “para contribuir a mejorar la formación del alumnado y enriquecer el conocimiento y la experiencia de los interesados en la cultura actual”.

En un comunicado, la Administración provincial ha informado de que ‘Lecciones de Cultura Visual’, que se inició en 2012, “ha permitido traer hasta Granada a destacados especialistas y figuras relevantes de la escena nacional e internacional” como Mario Perniola, Philippe Bordes, Jean-François Chevrier, María Kodama o Sergio Vega. La próxima lección correrá a cargo del crítico de arte y comisario independiente Gerardo Mosquera, que disertará sobre la relación entre arte y cultura en el contexto contemporáneo bajo el título ‘Adiós a la antropofagia. Arte, internacionalización y dinámicas culturales’.

La conferencia presentará las tensiones entre la homogeneización cultural y la acción opuesta de nuevos agentes culturales que están diversificando la práctica del arte internacional. Siguiendo este proceso, Mosquera discutirá nuevas bases epistemológicas en los discursos artísticos que van más allá del paradigma de la apropiación cultural, resumido en la metáfora de la antropofagia, introducida por el modernismo brasileño.

La expansión de la creación y la circulación del arte contemporáneo han desarrollado “de forma creciente” escenas artísticas globalizadas y, a la vez, han estimulado nuevas energías locales. Además, han aparecido multitud de nuevos agentes culturales que, aparte de su actividad contextual, circulan internacionalmente.

Sin embargo, en lugar de un mosaico global de prácticas artísticas diferencias, “lo que vemos es la construcción plural de un arte internacional y su lenguaje”. El desafío cultural sería entonces construir un arte internacional diversificado que no operará en su diferencias, sino desde sus diferencias.

Sobre este punto, surgen preguntas como “¿está volviéndose el arte más rico y complejo o está simplificándose por el necesario grado de regularización que la comunicación transcultural internacional requiere?; ¿está comunicándose o negociándose la diferencia, o esta deviene una taxonomía autosatisfecha?, ¿irá el museo más allá de la rutina espaciocéntrica prevaleciente para volverse una actividad en movimiento por todo el globo?”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *