Sábado, 16 Diciembre, 2017

            

El Ayuntamiento de Granada generó en tres años casi 60 millones de euros de remanente negativo

El informe de la Cámara de Cuentas de la Junta de Andalucía refleja la situación delicada por la que pasa el consistorio, generada en la época en la que el PP gobernaba

Baldomero Oliver, concejal de Economía | Foto: Archivo GD
José L. Moreno / Gabinete | @morenoluaces


image_print

El objetivo con el que llega el informe de la Cámara de Cuentas es saber cómo están las arcas en el Ayuntamiento de Granada. Como era de esperar, la institución no sale muy bien parada de dicho estudio que viene a confirmar las claves de esta situación y cómo se ha generado.

“Me sorprende la suavidad de los términos que refleja el informe. Me parece extremadamente prudente”, ha subrayado el concejal de Economía, Baldomero Oliver. Quien asegura que el reciente aprobado Plan de Ajuste viene a resolver los 61 millones de euros de remanente negativo de tesorería que se acumulan, es decir, la solvencia o capacidad económica que tiene la administración para afrontar sus deudas.

Una situación de inestabilidad presupuestaria que se generó entre los años 2013 y 2016, un periodo en el que se aumentó este indicador en casi 60 millones de euros. “En el año 2012 este consistorio recibió 150 millones de euros del Plan de Pago a Proveedores, que estamos pagando todos los años. Nos dice el PP que las cuentas se quedan a cero y en tres años se generan 61 millones de remanente negativo”, ha apuntado Oliver.

Y es que, según el responsable de la economía municipal, hay que depurar los informes de cobro que no se van a producir nunca. “En el año 2015 se cobró el 18% de las multas que se pusieron en la ciudad, hoy estamos en el 40% de cobro”, ha matizado.

Planes incumplidos

El Partido Popular del Ayuntamiento de Granada también se ha querido referir al tema. El informe de la Cámara de Cuentas de Andalucía concluye que Granada incumplió sus planes de ajuste entre 2012 y 2017. En ese sentido, Ledesma ha indicado que no es “nada nuevo” puesto que “en todos los plenos, mientras gobernábamos, el interventor informaba de esa circunstancia”. La situación económica, ha admitido una vez más, era “muy delicada”, de ahí que el PP, cuando estaba al frente de la alcaldía, solicitara “en numerosas ocasiones” ayuda a la oposición.

“Siempre nos encontramos con el no por respuesta”, ha recordado el concejal, que por lo demás ha dicho que se alegra de que el mismo informe de la Cámara  señale textualmente que las cuentas expresan la imagen fiel de la situación financiera del ayuntamiento. “Me habría preocupado que ese informe dijera que se han encontrado 15 millones de euros que no se reflejan en la contabilidad, pero no es así. Sólo habla de una situación que ya conocíamos y de la que alertamos repetidas veces y hace una serie de recomendaciones técnicas”, ha añadido.

En ese mismo sentido, el coordinador del grupo municipal, Juan Antonio Fuentes, ha destacado que, precisamente el afán de sacar adelante la economía municipal “y permitir que el el ayuntamiento abra sus puertas todos los días” es lo que llevó a los populares a abstenerse en la votación del Plan de Ajuste aprobado el pasado mes de octubre. Ha enfrentado esa actitud con la “irresponsabilidad manifiesta” de grupos como Ciudadanos, que votó en contra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *