Martes, 17 Octubre, 2017

            

El Ayuntamiento de Granada firma un convenio para ayudar a familias desahuciadas

El acuerdo consiste en una colaboración con la Asociación Prohábitat, para dar cobertura a aquellas personas que puedan perder su vivienda

Firma del convenio entre el Ayuntamiento de Granada y la Asociación Prohábitat | Foto: Noelia Gómez
Noelia Gómez | @noeliagomezm


image_print

Con motivo de cumplir su promesa de hacer de Granada “una ciudad libre de desahucios”, el Ayuntamiento de Granada ha firmado un acuerdo con la Asociación Prohábitat, que establece un programa de emergencia temporal para aquellas familias que puedan perder su vivienda.

La Asociación Prohábitat, junto a la Asociación Provivienda y Adultos Cartuja, forma parte de la red antidesahucio de Granada, la cual anualmente cuenta con la subvención de una entidad bancaria para la obtención de viviendas en las que acoger a familias que se encuentran en situación de desahucio y no cuentan con apoyo de ningún tipo.

Este año el programa cuenta con la financiación de La Caixa, con cuya donación se pueden alquilar un total de cinco viviendas para un uso compartido de las familias desahuciadas por un periodo de estancia de tres meses. Existe la posibilidad de prórroga de estos tres meses, según se estime por parte de los Servicios Sociales.

Asimismo, este convenio viene a complementar la labor de la concejalía de Derechos Sociales, mediante una línea de coordinación entre ambas entidades para que “aquellas familias que vayan a ser objeto de desahucio porque han agotado todas las vías posibles para evitarlo, puedan ser alojadas en una vivienda mientras que los Servicios Sociales buscan una solución definitiva”, tal y como ha expuesto Francisco Cuenca, alcalde de Granada.

En este sentido, la concejala de Derechos Sociales, Jemi Sánchez, ha remarcado la importancia de la prevención a la hora de trabajar en materia de vivienda: “Es importantísimo que las familias, ante una posibilidad de riesgo de pérdida de vivienda, acudan a los Servicios Sociales cuando crean que pueden verse en esta situación, para que, en primer lugar, puedan trabajar para que no se realice el desahucio y, de producirse, poder ofrecer una vivienda temporal mientras se resuelve su situación”.

Para poder acogerse a este programa, la familia solicitante ha de estar inscrita en el Registro Demandante de Vivienda, de manera que pueda estudiarse su situación y “se establezca un plan de intervención que permita la ayuda de la búsqueda de empleo, de recursos y de alternativa residencial”, según ha indicado Lucía Valero, presidenta de la Asociación Prohábitat.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *